2013: la nueva era

20130104-054943 p.m..jpg

De nuevo aparece Venezuela figurando entre los países cuya población, mayoritariamente, se declara feliz. Esta vez la revelación la hace la prestigiosa empresa norteamericana de investigación de opinión Gallup. Varios organismos internacionales de reconocida solvencia y confiabilidad han dicho lo mismo. Como la Universidad de Columbia, entre otros.

El Sistema Nacional de Orquestas Juveniles ha permitido proyectar hacia el mundo sobre cuáles pilares se asienta esa felicidad. Un ser humano atendido íntegramente desde su más temprana edad es el cambio de paradigma que hasta ahora no conoce el mundo capitalista, porque su premisa filosófica fundamental es aquella que ubica al hombre en el plano del instrumento orientado a la producción de bienes transables y nada más. Cuando el hombre deja de ser útil a la empresa, aún siendo hijo, padre, hermano o simple amigo de sus semejantes, carece de interés para la sociedad y es desechado bajo el estigma de “menesteroso”, de “carga social” o de “problema”.

La condición saludable e íntegramente formada del individuo, objeto de inclusión social en todos sus aspectos, es algo que interesa solamente a un Estado revolucionario, cuyo propósito sea precisamente la instauración de un modelo de justicia social, con base en el respeto a esa necesidad del vivir bien que Chávez nos propone como meta superior del proyecto bolivariano.

Alcanzarlo no es tarea fácil, sobre todo cuando se deben sortear los obstáculos que opone una derecha obtusa y mezquina como la venezolana, que carente de racionalidad culpa a los demás, en particular al comandante Chávez, de sus desatinos y torpezas recurrentes, traducidos en constantes fracasos electorales que jamás terminan por reconocer como el producto de su proverbial incapacidad para conectarse con el pueblo.

Pese a ello, el país avanza indetenible hacia su mejor porvenir. Exactamente el que Chávez ofreció y que él ha construido con tesón inédito en la historia. Por eso nuestro país es feliz. Porque nuestro pueblo sabe que Venezuela entró en una era de crecimiento sostenido e irreversible, al ritmo de sus aspiraciones y anhelos.

Una nueva era que empezó hace 14 años y que seguirá avanzando con el respaldo de los hombres y mujeres de bien de esta noble tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s