La loca carrera contra el voto

20130301-092036 a.m..jpg

A medida que el PSUV da muestras de su dimensión como partido de masas, no solo movilizando a su militancia de manera efectiva en los eventos del Febrero Rebelde, que en esta oportunidad opera como fastuoso preámbulo para las elecciones municipales de alcaldes y concejales (última en esta fase de la batería de elecciones en las que los venezolanos medirán definitivamente la correlación de las fuerzas políticas nacionales), sino con las cientos de asambleas populares para seleccionar a sus candidatos por la base, como corresponde constitucionalmente a los partidos políticos, la oposición, en vez de apurar la solución del agudo problema de las candidaturas que deberá presentar a esa importante elección, se concentra en un debate bizantino hacia lo interno del antichavismo para tratar de resolver el absurdo asunto de una candidatura presidencial que no está planteada en este momento, con lo cual evidencia que su carrera, como siempre, no es contra el tiempo sino contra el voto.

Aferrada a la enfermedad del Presidente, demuestra que su mayor necesidad es la de acelerar la posibilidad de una elección por la primera magistratura. En primer término porque su interés no ha sido nunca el gobierno local como instancia de poder, sino el control del centro de las decisiones en la administración de los recursos públicos (y muy fundamentalmente de los dineros públicos). Y luego porque el único activo real del que disponía hasta ahora era una candidatura en la que invirtió ya todo lo que disponía en capacidad comunicacional y de construcción de imagen desde hace más de un año, pero que fracasó rotundamente porque evidentemente sus defectos eran mucho mayores que sus escasas virtudes.

En esa loca carrera por tratar de encontrar ahora otra opción que les permita quebrar la tendencia ascendente del chavismo, un crecimiento sustancial como lo prueban las últimas elecciones y lo corroboran los resultados de los más recientes estudios de opinión que reflejan un importante incremento en la valoración de la gestión del gobierno, la oposición se desboca en una discusión extemporánea que solo hace aflorar de nuevo sus inconsistencias y diferencias internas.

Evidentemente no habrá primarias en la oposición.

Otra vez de espaldas al pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s