Letricas de internet

 

Capriles se baja del avión que lo trae de una gira continental cuyo único propósito es derribar el Gobierno constitucional del país, y acusa de fascista a un grupo de venezolanos con los que se tropieza en el aeropuerto porque estos le echan en cara su actitud vende patria y antidemocrática.

Para él, fascismo no es usar las cámaras de televisión en las que probablemente haya sido la transmisión de mayor audiencia de la historia para invitar a incendiar el país por su sola pretensión personal y sin pruebas de haber ganado unas elecciones que la oposición que representa jamás tuvo posibilidad alguna de ganar, y ocasionar con ello las más de una decena de muertes que causó.

Su gente rabia inconclusa desde siempre contra el estamento militar en pleno, acusándolo de servil y sumiso a los designios de un régimen que llaman “totalitario” a través de todos los medios de comunicación existentes, porque de entre sus filas no surge decidido, valiente y expedito un Pinochet que asalte el poder y acabe a tiros con los chavistas en nombre de la democracia.

Se movilizan en defensa de un diputado corrupto porque las pruebas irrefutables presentadas en la Asamblea Nacional contra él no les resultan en modo alguno concluyentes de sus inmoralidades, pero militan en la oposición no por respaldo alguno a propuestas de país ni a ideología divergente o a dirigentes a quienes jamás ha visto trabajar por su país, sino porque odian a funcionarios de gobierno de los cuales tienen la más absoluta convicción de su naturaleza corrupta, pero basada en rumores y sin la más mínima prueba.

Sus “argumentos” se enuncian cada vez con más fuerza en todos los portales noticiosos de Internet, en forma de comentarios a las noticias que se publican. No hay uno solo que no se extienda en vehementes disertaciones sobre la democracia necesaria, la tolerancia inexistente, la libertad cercenada.

Todos y cada uno de esos “argumentos”, sin excepción, concluyen siempre, de manera indefectible, con una adjetivación común hacia los chavistas; “imbécil”, “animal”, “chaburro de mierda”, es lo más bonito que alcanzan a decir en nombre de esa tan democrática tolerancia que proclaman.

Por eso Capriles es su líder… y lo será siempre. Porque los expresa a cabalidad como nadie.

20130810-092422 p.m..jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s