Honor a Mayerlin Rojas

escualidos brindando

Publicado en: Últimas Noticias el 07/09/2013

A través de estas mismas líneas, he sostenido en reiteradas oportunidades la inconveniencia de quedarse callado cuando los escuálidos, cobardes como son, se desgañitan en contra de todo lo que medianamente huela a chavismo en cualquier espacio público donde se consideren seguros.

Contrario a la idea de la agresión verbal o física contra alguien por razones de tipo político, considero sin embargo que la respuesta a los desmanes e improperios usuales de esos disociados, que no escatiman insulto alguno en la calle para “descargar su arrechera” contra el proceso y dárselas de valientes y aguerridos frente a la audiencia que consideran afecta, es necesaria para bajarles el copete a quienes, precisamente por el decente silencio del chavismo en esos momentos, creen (equivocadamente) que son mayoría porque todo el mundo se les queda callado cuando insultan a Chávez o a Maduro.

Su estupidez alcanza extremos infinitos cuando, en su lastimosa ingenuidad,  asumen que los trabajadores, que a mucha honra laboran en esos sitios, comparten con ellos los ideales fascistas que los inspiran, por el solo hecho de ser atendidos con amabilidad y sin discriminación alguna, como es lógico de esperar en todo buen trabajador.

Por ese necio equívoco de creerse mayoría sin serlo es que nunca aceptan los resultados electorales.

De ahí que el admirable gesto de la camarada Mayerling Rojas esta semana en un restaurante del este de Caracas, frente a la agresión de la cual fue víctima por ese fascismo misógino que hoy domina y somete a la oposición venezolana, tiene que ser considerado un acto definitivamente revolucionario.

Esa secta fascista que hoy asecha al país tras el cortinaje político que le sirve de mampara, tiene que ser puesta en su lugar por esa inmensa mayoría decente, honesta, trabajadora y profundamente amante de la justicia y de la paz que tanto odian los ricachones enzapatados de la cuarta república.

La respuesta de la compatriota Mayerlin a los improperios racistas, vejatorios y homosexuales de un integrante de una de las familias más mafiosas y corruptas de la oligarquía nacional, la familia De Armas, señalada en reiterados crímenes que incluyen homicidios y estafas de todo tipo, tiene que ser reconocida por la militancia chavista como un gesto ejemplar y ejemplarizante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s