Cuéntame una de banqueros…

Denme el control de la moneda de una nación, y no me importa quien haga sus leyes“.
Meyer Amschel Rotschild
10013306_700351813321564_1911992675_n

“…Iniciaba así su andadura el capitalismo financiero, que no representa sino un eslabón superior, un salto cualitativo respecto del capitalismo meramente mercantil, y cuyas funestas consecuencias habrían de hacerse bien patentes con el transcurso del tiempo. Dado que en el marco implantado por el capitalismo financiero queda eliminada toda noción de corporeidad, el acto económico se convierte en algo de naturaleza puramente abstracta, posibilitándose con ello el lucro a costa del trabajo de terceros y, lo que es peor, el dominio absoluto de toda la realidad económica, política y social. Añádase a esto el hecho de que el sistema monetario está desde hace tiempo en manos de las grandes entidades financieras, lo que les confiere a éstas la potestad  no ya de traficar con el dinero ajeno, sino incluso de crearlo de la nada, consolidando de esta forma su dominio a partir de una entelequia irreal. Una circunstancia que Frederick Soddy, … calificaría certeramente con estas palabras: “el rasgo más siniestro y antisocial del dinero escriptural es que no tiene existencia real”…” (Martín Lozano: “El nuevo orden mundial”.Edit. Alba Longa. –  Valladolid. –  1996).

En 1694 se crea el Banco de Inglaterra, el primer Banco Central de propiedad privada del mundo moderno de un país poderoso, y tenía el privilegio de emitir “papeles” con valor oficial. Y este dinero, cuyo único respaldo eran los títulos de deuda del rey, el Banco los prestaba, no sólo a la Corona, sino también a particulares.

Fue el modelo de otros bancos centrales, incluso de la Reserva Federal de EE UU, que comenzó sus operaciones en noviembre de 1914. Recibió mandato legal para poseer el mayor poder de cualquier institución del país, el poder de crear y controlar su suministro de dinero, con las consecuencias derivadas de ello: el control de la economía y la sociedad, por el Poder Financiero.

Entre las hazañas de la Reserva Federal está la crisis de Wall Street de 1929 -mediante la creación de ciclos de  inflación/deflación, que provocó una enorme transferencia de riquezas del sector productivo a manos de los banqueros.

El poder de los banqueros se había desarrollado tanto que ya en 1931, el Papa Pío XI lo llamó “Imperialismo Internacional del Dinero“. El instrumento de dominación utilizado y que el Papa señala es el “crédito”, ya que los banqueros: “…dueños absolutos del dinero, gobiernan el crédito y lo distribuyen a su gusto; diríase que administran la sangre de la cual vive toda la economía, y que de tal modo tienen en su mano, por decirlo así, el alma de la vida económica, que nadie podría respirar contra su voluntad”. (Pío XI; Encíclica Quadragésimo Anno).

Y Carroll Quigley, intelectual del “establishment”, en “Tragedia y Esperanza“, considerado por muchos como la Biblia de la globalización reconoce:

“…El Poder del capitalismo financiero tiene un objetivo trascendental, nada menos que crear un sistema de control financiero mundial en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo como un todo. Este sistema ha estado controlado de un modo feudal por los Bancos Centrales del mundo actuando concertadamente y por acuerdos secretos, a los que se llegan en reuniones privadas y conferencias. Cada Banco Central buscó dominar a su Gobierno mediante la habilidad para controlar los préstamos al Tesoro del Estado, para manipular el mercado de cambios, en la determinación del nivel de la actividad económica del país y en influir sobre los políticos colaboracionistas mediante recompensas posteriores en el mundo de los negocios”.  (Quigley, Carroll; “Tragedy and Hope”; Ed. The Macmillan Company; New York; 1966)

Desde la creación del Banco de Inglaterra a la actual “globalización”, la formula Rotschild se va aplicando cada vez con mayor eficacia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s