Salvémonos todos

maduro con mural chavez

Por: Alberto Aranguibel / Últimas Noticias 03 / 05 / 2014

La ilusoria propuesta capitalista de la autorregulación del mercado, la proverbial “mano invisible” de la que tanto hablan los manuales del liberalismo clásico, ha sido en la práctica la consagración del “sálvese quien pueda” que los técnicos denominan “libre competencia”, y que no es otra cosa que la institucionalización de la anarquía en el ámbito económico, con sus inevitables secuelas de “inflación”, “devaluación”, “recesión” y “crisis sistémica”, tan inherentes a la dinámica del capitalismo moderno.

Como “espiral inflacionaria” se conoce al vertiginoso e incontrolable proceso de deterioro del poder adquisitivo, y de la moneda misma, al que conducen las reacciones del mercado a los incrementos salariales que logran los trabajadores por la vía de la lucha sindical o de las disposiciones del Estado, expresadas en incremento de costos de producción, elevación de barreras para el financiamiento, alza de precios de distribución y de productos, especulación, etc., todo ello como resultado de la falta de acuerdos entre los actores económicos para evitar que se desaten los demonios que esconde tras la fachada de la libertad la lógica de la autorregulación.

El “sálvese quién pueda” nos trajo a este escenario de distorsiones profundas que padece hoy la economía venezolana, signada mucho más por la desarticulación y las contradicciones de esos actores económicos que por la crisis del modelo socialista a la que se refieren los sectores más delirantes de la oposición.

Ya en el inicio de las mesas de diálogo convocadas por el presidente Maduro, el vicepresidente del área, Rafael Ramírez, supo explicar con meridiana claridad los grandes avances del modelo económico venezolano frente al fracaso del modelo capitalista que hoy hace estragos en el mundo, y aclaró las diferencias entre “crisis”, “guerra económica”, “justicia social” y “crecimiento económico sostenido”.

Nos corresponde ahora intensificar la lucha por alcanzar los acuerdos de conjunto para erradicar la tendencia a la anarquía en la búsqueda del bienestar al que todos aspiramos, acompañando el esfuerzo del gobierno revolucionario en las mesas de diálogo.

Nos toca asumir el “salvémonos todos” al que nos invita Maduro, en vez del suicida “sálvese quien pueda” que ofreció siempre el capitalismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s