El maridaje de los estúpidos

ricos-contra-pobres

Por: Alberto Aranguibel B. / 12 de julio de 2014.-

El empeño de los atorrantes autocriticistas en atribuir los problemas que confronta la revolución bolivariana, hoy en una de sus fases más difíciles precisamente por lo cruento de la guerra desatada contra ella por los sectores del gran capital, tanto nacional como internacional, en la búsqueda de obtener cada vez mayores ganancias a medida que se le obstruye el camino al proyecto de soberanía que Nicolás Maduro impulsa en el país, a la visita de empresarios como Cisneros y Mendoza a Miraflores hace poco más de un año, es exactamente el mismo esquema de razonamiento de los negros esclavos del sur de los Estados Unidos, que enajenados por la cultura racista imperante en esa nación consideraron desde siempre una traición a su condición afrodescendiente mezclarse con niñas de raza blanca.

Los judíos castigan la mezcla de los suyos con cualquiera de otra religión, como muestra de una de las más atrasadas formas de concebir la religión. Igualmente atrasada fue desde siempre la prohibición entre la monarquía a establecer lazos de unión de cualquier tipo con gente sin linaje. Más de una corona se ha venido abajo por la rendición de los nobles a los deseos de la carne. El rey Eduardo VIII fue solo uno de ellos. Carlos I de Inglaterra, en su inicial afán amoroso con la desclasada Diana Spencer, el más reciente.

Llamar “maridaje con la burguesía” a una reunión con empresarios, cuya finalidad era la neutralización del poderoso sector corporativo y financiero que Cisneros y Mendoza representan, no puede ser sino estúpido. Es la expresión de la más crasa ignorancia en el manejo de los asuntos de la “realpolitik” a la que está obligado todo mandatario responsable en el manejo no solo de un país apetecido por el imperio como ningún otro por sus riquezas y su potencial geoestratégico, sino, como en el caso de Nicolás Maduro, llamado a preservar y continuar el proyecto de patria que nos legara el comandante eterno.

Seguir insistiendo en ello, luego de la contundente demostración de temple del presidente Maduro como líder revolucionario enfrentado a la brutal arremetida terrorista de la burguesía, alcanzando la superación del desabastecimiento y los intentos del capitalismo por quebrar nuestra economía, más que estúpido es imbécil.

Fuente: Últimas Noticias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s