La Verdad de Venezuela

Por: Alberto Aranguibel B.

La iniciativa de la derecha venezolana de salir a dar lástima por el mundo usando a la esposa de un terrorista sentenciado por la incitación al asesinato de más de cuarenta y tres venezolanos, amén de los centenares de heridos y daños irreparables a infinidad de bienes públicos y privados que su inconstitucional llamado a la desobediencia causó, es sin lugar a dudas el único logro cierto de la contrarrevolución desde que se organizó como bloque opositor al chavismo en Venezuela.

El lagrimeo sofocante de una muy bien escogida exponente de la clase media acomodada (catirita linda de mirada compungida y sonrisita candorosa), causa de manera inevitable la compasión más inmediata en la audiencia a la cual está direccionada la milmillonaria campaña de descrédito orquestada por el sector ultraderechista contra nuestro país.

La derecha venezolana no tiene discurso propio que oponer a la propuesta de justicia e igualdad social que propone la Revolución Bolivariana. Pero sí tiene una poderosa herramienta, como lo son los medios de comunicación al servicio del neoliberalismo, y una cultura del melodrama sembrada con ese mismo instrumental mediático en el imaginario colectivo de toda Latinoamérica a lo largo de más de medio siglo.

El uso intensivo de los medios de comunicación y de sus aliados internacionales en la difusión de esa imagen lastimosa, colocó a la oposición en un nivel de resonancia que jamás habría alcanzado ni con el discurso político de su inepta dirigencia ni con una propuesta de país para hacerse del poder y reinstaurar el modelo neoliberal en Venezuela.

La trampa, urdida en el mayor sigilo en la Cárcel de Ramo Verde entre la actriz y el terrorista en cuestión, fue develada en un audio que los servicios de inteligencia del Estado venezolano tuvieron a bien captar en la celda del presidiario.

La respuesta que tenía que dar entonces el gobierno bolivariano debía ser aquella que refutara con hechos y pruebas tangibles y perfectamente comprobables todo lo que de mentira y de manipulación estaba esparciendo esa aviesa e infamante campaña por los cinco continentes, cuyo propósito no es solamente lograr la arbitraria libertad de un terrorista que cumple condena emanada constitucionalmente de un tribunal de la República, tal como sucedería en las mismas condiciones en cualquier parte del mundo, sino el derrocamiento del gobierno democrático legítimamente electo.

Esa respuesta ha sido ordenada al Estado Mayor Comunicacional de la Revolución por el presidente Nicolás Maduro, cumpliendo su obligación como garante de la paz social de los venezolanos y fiel exponente y representante de esa voluntad mayoritaria del pueblo.

La iniciativa, tardía tal vez pero no por eso menos pertinente, es quizás la más urgente que el país deba tomar en medio de la difícil coyuntura de asedio económico, mediático y político, impulsado por el imperio norteamericano contra nuestro país, porque es la manera más eficiente de contrarrestar las perversas fuerzas que hoy persiguen acabar con la democracia en Venezuela, territorio al que esos sectores de la derecha ven como un vulgar botín, tal como lo han visto desde siempre.

Quienes hemos asumido tal responsabilidad, nos hemos encontrado a lo largo del recorrido hasta ahora transitado por más de siete países del continente con la receptividad y la solidaridad más fraterna y comprometida por parte de los movimientos sociales organizados, partidos y dirigentes políticos de izquierda (e incluso muchos de derecha), intelectuales, periodistas y voceros del poder popular, que nos han ratificado su respeto a la libre determinación de los venezolanos.

Aspecto muy relevante de esa receptividad, ha sido la indignación con la que todos por igual se percatan del engaño del que fueron víctimas con la burda trampa de la derecha.

Indignación perfectamente comprensible, porque a nadie le gusta que le mientan.

@SoyAranguibel

Anuncios

2 comentarios sobre “La Verdad de Venezuela

  1. Es actriz o?y después del periplo, seguro pretenderá hacer casting en Televisa o Univisión…que sobreactuada es, malísimamente mala de hecho, nisiquiera se ha dado el trabajo de recibir clases de actuación Delia Fiallo o de Leonardo Padrón…por cierto, dijo el otro dia con la Carla Angola que si hoy había un solo tiro, iba a ser responsabilidad de Nicolás Maduro: si aplicamos ese mismorazonamiento a lo que sucedió el 12-F-2014, todos los tiros que hubo ese día son y serán responsabilidad de Leopoldito,cierto?, así que bien preso está…y ahora dizque haciendo dibujos, criticó tanto a Chávez pero como quiere parecérsele…que cosas no?

    Le gusta a 1 persona

  2. Sentir lastima o compasión por otro ser viviente o supuestamente sentirla, manifestándola a viva voz es una de las más bajas pasiones humanas, pues esta es la forma abyecta de justificar el no tener la intención de ayudar al necesitado. Pero más grave aún es provocar esa lastima o compasión con fines inimaginables.
    Juan Puya

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s