Los triunfos del bochorno

Por Alberto Aranguibel B.

Nunca antes hubo en el país una clase política tan engreída y arrogante como la actual oposición venezolana. El odio que les brota hasta por los poros contra el pueblo chavista es producto no de la intensidad de su convicción política, sino de la prepotencia.

Sentirse superados por los pata en el suelo, los marginales, los del barrio, es para ellos una frustración tan vergonzosa e inaceptable desde todo punto de vista, que el odio termina resultándoles un recurso de piadosa sanación.

Hace poco supe de una señorona de la más alta alcurnia en El Hatillo que prefería botar la comida que estaba por vencérsele en la alacena antes que dársela a la gente pobre, porque ella no iba a “premiar a esos miserables que votaban por el chavismo en cuanta elección había”.

En esos municipios, como El Hatillo, Chacao y Baruta, los escuálidos se creen “dueños y señores de la comarca”, como lo eran sus antepasados en la colonia. Las ínfulas de terratenientes con la que se comportan en cualquier panadería en esos municipios despotricando a voz en cuello contra el gobierno, da hasta risa las más de las veces. Sobre todo cuando se les ve actuando como corderitos asustados apenas pisan territorio chavista en cualquier otra parte del país, donde hasta los buenos días le dan a la gente con la mayor amabilidad.

Por eso el triunfo de los candidatos de la derecha en El Hatillo, Chacao y Baruta, donde se supone que debían arrasar como la más descomunal aplanadora y dejar pulverizados a los candidatos revolucionarios, no puede ser sino vergonzoso.

Creer que triunfaron en esos municipios cuando los chavistas les pisaron los talones con la tan significativa votación obtenida por la revolución en cada una de esas circunscripciones electorales, es penoso.

Que figuras prominentes de esa derecha recalcitrante que ha hecho trabajo político desde hace décadas (donde hay personajes que se han postulado para el mismo cargo hasta tres y cuatro veces en los últimos quince años, y donde se presentaron hasta destacados artistas cómicos de la televisión opositora) hayan sido superados por los chavistas con votaciones que en algunos casos llegó a triplicar la de esas grandes figuras de la derecha, escandaliza.

Como dijera (con mejores palabras) el Comandante: “Midan bien sus pírricos triunfos”.

@SoyAranguibel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s