Verdad acomodaticia

Por: Alberto Aranguibel B.

El capitalismo se orienta mucho más por razones de tipo religioso que por razones políticas. Su fin último no es el gobierno o la administración del Estado como medio para alcanzar privilegios que le permitan acumular riquezas y propiedades, sino controlar totalmente la vida misma sobre la tierra, tal como lo dicta el fundamentalismo sobre el cual se apoya su modelo social, económico y político.

Por eso la línea editorial de los grandes medios de comunicación capitalistas, más que a cualquier ideología, está sometida a la lógica del bien y del mal que surge de la Biblia como doctrina esencial de un modelo que ve en la lucha de los pueblos por la justicia y la igualdad al demonio que atenta contra el orden natural del universo.

De modo que la “misión” de los editores capitalistas, más allá de las razones pro imperialistas que los inspiren, es asegurar la vigencia de esa verdad de Dios en el mundo. Para ellos, Maduro no es enemigo porque así se los dicten Barack Obama o Donald Trump. Es su enemigo porque Maduro, además de presidir un país muy rico, lucha por una justicia social que el fundamentalismo capitalista no acepta.

De ahí que el New York Times haya sostenido en un principio, a pesar de todas las evidencias difundidas intensivamente por infinidad de periodistas y testigos de excepción, que las gandolas en la frontera fueron incendiadas por el presidente Nicolás Maduro. Según la verdad capitalista, lo lógico era que el mal proviniera de quien ellos asumen como “el demonio”.

Dos semanas después acepta que la verdad fue la que registraron y difundieron al mundo esos otros medios que no se rigen por la quimérica verdad Divina sino por la que afirman las pruebas.

Exactamente igual a lo que hace CNN meses después del atentado teledirigido contra la vida del Presidente Nicolás Maduro, y que el mundo entero vio en su momento en vivo y en directo en cadena nacional de televisión, sosteniendo ahora de manera “reveladora” que lo sucedido fue un atentado, como si nadie lo supiera.

¿Por qué cambiaron de opinión y por qué lo hicieron semanas y hasta meses después?

Porque si el gobierno de Maduro caía, al día siguiente (o los subsiguientes) de esos hechos, la noticia por ellos difundida habría servido en cada caso de perfecta explicación y justificación al derrocamiento.

Pero no cayó. Se dieron entonces un lapso prudencial para ver si caía. Pero tampoco cayó.

Tuvieron, pues, que asumir a la larga la verdad verdadera. Porque, de tanto esperar que su mentira se convierta en verdad, lo que puede terminar cayendo son sus acciones en la Bolsa de Valores. Y ahí sí es verdad que Cristo empieza a padecer.

@SoyAranguibel

Anuncios

5 comentarios sobre “Verdad acomodaticia

  1. Estimado Alberto Aranguibel, mi nombre es Fabiola Mendoza, funcionaria del Minppal y trabajé con usted en la Alcaldía Mayor, cuando estaba Juan Barreto.

    Era fiel oyente de su programa “Sin Tapujos” ya que mantenía usted a la audiencia al día con el acontecer nacional. Actualmente me llegan sus escritos por correo y siempre leo por aportarme una visión más amplia de los sucesos, agradecida por compartirme valiosa información.

    En esta oportunidad le escribo por una gran inquietud que tengo, y desconozco qué medidas ha tomado el gobierno o se ha planteado tomar al respecto.

    Soy poca usuaria de las redes sociales, por lo hostil y amarillista que han resultado ser (en su mayoría) esas herramientas. En las mismas no existe ninguna consideración o respeto hacia el ser humano, carecen de sensibilidad y más bien son utilizados para incentivar el antivalor.

    A veces imagino que dirían los twiter de Facundo Cabral, Mario Benedetti, Mahatma Gandhi, Luther King, Mandela, Teresa de Calcuta, Pablo Neruda…por nombrar algunos.

    Sinceramente le confieso que desde hace escasos meses decidí informarme más, a través de la red social twiter donde también le sigo, ya que esta herramienta me permite hacer un balance de la información difundida por la oposición y el chavismo.

    Cada información incitando al terror que surge del antichavismo, puedo desmontarla revisando los twiter oficiales del gobierno. Reconozco que el trabajo del gobierno para desmontar cada mentira que se dice a través de la red social twiter es titánico. Debe desmontarla a través de una fuente confiable antes de pronunciarse y no fallarle a su pueblo con otra mentira más…

    Estoy clara que la “Guerra Comunicacional a través del Twiter” es feroz, brutal y despiadada. Existe una cruel impunidad ante el libertinaje de la información, donde se toma cualquier pronunciamiento, video y foto como cierta, aún y cuando su fuente sea de cuentas irregulares que yo coloquialmente llamo los “@firulai”, relacionándolo con aquellos audios jocosos que rodaron por las redes, de la Yubraska que tenía un perro con el nombre firulai. Personajes sin cara, sin nombre legal y que existieron para divertirnos o distraernos… Así tal cual llamo yo a la noticia sin cara, sin fuente y que se utiliza para distraernos “@firulai”.

    Observo que el twiter es el medio más utilizado por aquellos representantes opositores para hacer sus anuncios de agenda, que cotidianamente es violenta, así como predecir actos terroristas a ver si la pegan… Claro! para este medio la impunidad es una herramienta necesaria y cómplice de delitos establecidos en ley y lógicamente seguirá siendo un arma letal para atacar sin límites.

    Ahora bien, me llama muchísimo la atención el hecho que por cada mensaje twiteado por representantes del gobierno o figuras públicas adeptas al mismo, casi siempre leo en el link de “comentarios” que prácticamente el 80% de los mismos son insultantes, amenazantes, llenas de odio, desacreditando lo que opine el dueño de la cuenta y en ocasiones incitando al odio desproporcionado. Da hasta miedo responder.

    Pienso que probablemente existe una maquinaria comunicacional entrenada para el ataque en masa a las cuentas oficialistas, así como a la difusión de noticias falsas o modismo “fakes news”.

    Qué ofensiva tenemos desde el gobierno en base a esto? Por qué no hemos respondido con la misma ferocidad? Admiro a muchos oficialistas que a través de esta red defienden con el corazón, alma y amor patrio al proceso revolucionario, aún y cuando son vejados y amenazados constantemente…

    Me cuesta creer que en algunas instituciones gubernamentales esté bloqueado el acceso al twiter y al wifi, siendo estas herramientas necesarias para enfrentar una guerra despiadada de información y apoyar a aquellos que día a día se enfrentan a esta forma nada agradable de obtener información.

    Por qué no impulsar la difusión de mensajes de tolerancia, amor y paz, para contrarrestar con fuerza el mensaje miserable de odio que tanto usa la oposición? Además, es muy fácil. Ellos no tienen argumentos para defender lo indefendible, es allí cuando recurren al mensaje hostil y violento para provocarnos. No podemos responderle igual y convertirnos en el mensaje de ellos…

    El amor silencia… de seguro no a todos, pero callaremos a muchos!

    Por qué no impulsar desde cada institución pública una “Sala Comunicacional” con personas preparadas ideológicamente, comprometidas con el proceso, con capacidad de análisis del acontecer diario y capacidad de responder al ataque del adversario con altura, argumentos, información verificada, arremeter con fuerza a toda etiqueta propuesta por el gobierno y hacerla tendencia con la misma arremetida con que actúa el adversario.

    Yo creo que sí se puede… No se necesitan grandes inversiones. Por ejemplo, en una institucion gubernamental, a un grupo de 20 personas se le asigna a cada una:

    * 1 celular o monitor
    * 50 cuentas twiter (por decir algo)
    * Su único trabajo será el análisis de la noticia diaria, twitiar las 50 cuentas a diario marcar tendencias, entre otras actividades.

    Hablaríamos de 1.000 cuentas twiteando al adversario desde un pequeño espacio. Si consideramos un aproximado de 30 instituciones públicas con este sistema, estaríamos hablando de 30.000 mensajes diarios sin incorporar al resto de los trabajadores de cada institución que utilizan la herramienta twiter.

    No sé si esta metodología ya existe, no sé si se propuso, no sé si se trabaja, no sé si es legal, pero ante el ataque comunicacional tan bárbaro como el actual, creo que debemos declararnos en “Emergencia Comunicacional” y empezar a renovar la información desde adentro de las instituciones públicas, donde muy pocos apoyan políticamente desde esta herramienta de fácil acceso.

    Pueda que sea una utopía… pero yo aún sueño…

    Y con esto me despido, con la esperanza de participar y ver grandes cambios desde mi humilde trinchera, desde un mensaje corto, una foto, un punto y aparte, una tendencia… una revolución comunicacional!!!

    Un abrazo

    Fabiola Mendoza

    ________________________________

    Me gusta

    1. Hola Fabiola. Por supuesto que te recuerdo. Lo que planteas es un tema grueso que discutimos desde hace años en el ámbito de la Revolución, ciertamente con la mayor preocupación pero no necesariamente con la acertividad y eficiencia deseadas. Quisiera responderte en forma más reposada al respecto, pero ahorita no puedo hacerlo; estoy en el exterior y no me es fácil llevar a cabo mi trabajo (que es mucho) por esta vía. Al regresar te contactaré oportunamente. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Buenos días!
    Interesante artículo!
    Entiendo que estos medios se retractan días después en decir la verdad, para evitar la caída de sus acciones en la Bolsa de Valores… pero no cree usted que hay otras razones?
    Hay muchas mentiras que estos medios han dicho al mundo sobre Venezuela, otros medios a demostrado el otro lado de su moneda con pruebas, videos y fotos. Ellos no se retractan, nunca lo han hecho…es primera vez que los veo en eso.
    A mi me parece muy raro estas acciones de esos medios, de mostrar ahora las verdades… Ellos no hacen nada a cambio de nada…

    Me gusta

    1. La razón de fondo más importante es la de erigirse en jueces supremos con capacidad absoluta para acusar y sentenciar por encima de los mecanismos del Estado. Cuando la verdad no es tan fácilmente manipulable por parte de ellos, prefieren acogerse a la verdad irrefutable que el mundo ya conozca para así continuar siendo quienes consagren y legitimen esa verdad. Su verdadera intención es que la sociedad no reconozca como jueces a los que integren el sistema de justicia, sino a ellos.

      Me gusta

Responder a Alberto Aranguibel B. Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s