Indulto victorioso

Por: Alberto Aranguibel B.

El indulto de más de un centenar de delincuentes políticos anunciado esta semana por el Vicepresidente de Comunicación y Cultura, ha causado (como era de esperarse) una gran conmoción no solo entre las venezolanas y los venezolanos, sino en el ámbito internacional, en virtud de la cada vez más creciente expectativa que hay en el mundo sobre lo que acontezca en nuestro país, habida cuenta de la guerra de desinformación y distorsión de la realidad de la que hemos sido objeto por parte de las corporaciones mediáticas capitalistas.

El país entero sabe cuáles fueron las verdaderas razones por las que la gran mayoría (si no todos) esos delincuentes fueron procesados por los tribunales en estricto apego a la Constitución y a las leyes del país, porque los vio durante meses actuando contra la legitimidad del gobierno en la búsqueda de atajos inconstitucionales para alcanzar el poder que no han podido nunca alcanzar por la vía del voto.

Pero los medios de comunicación no descansaron jamás en presentarlos como mártires de una lucha libertaria que en realidad no fue otra cosa que terrorismo y criminalidad sistemática desatada contra un pueblo que ha resistido de manera estoica al flagelo de la violencia que esos delincuentes desataron contra el país y por la cual fueron debidamente procesados y sentenciados.

Hoy, a través de un Decreto presidencial, son indultados y reincorporados a la sociedad como individuos con plenos derechos y responsabilidades, gracias al esfuerzo llevado adelante por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, en la búsqueda de la convivencia pacífica entre los venezolanos, tal como ha sido su empeño desde el primer día de su mandato.

Un esfuerzo que de ninguna manera puede ser presentado ni como una gracia antojadiza por parte del Primer Mandatario, ni como el retroceso de las fuerzas revolucionarias frente a la amenaza que encarnan los sectores terroristas de la oposición venezolana.

Se trata del triunfo de un empeño en la construcción y consolidación de la paz por la cual ha luchado el gobierno revolucionario en todos los ámbitos y sin descanso alguno, como única fórmula para alcanzar definitivamente el bienestar social y la recuperación económica a la que aspiran las venezolanas y los venezolanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s