Democracia facilita

Por: Alberto Aranguibel B.

A lo largo de la historia quienes detentaron de una u otra forma el poder jamás aceptaron de buen agrado la idea de un modelo de sociedad según el cual la mayoría decide el destino del conjunto. Las élites fueron siempre reacias a la idea de que el desposeído se les igualara de alguna forma. De ahí precisamente, antes que de la razón económica del modelo, es de donde surge en principio la lógica del capitalismo como sistema de dominación social.

Por eso los capitalistas neoliberales de hoy en día no aceptan nunca los escrutinios electorales que los dan por derrotados.

Donald Trump, por ejemplo, pelea hoy por retener la presidencia de los Estados Unidos denunciando fraude electoral a lo largo y ancho de esa nación con la misma furia con la que le arrebató el mismo cargo a la entonces candidata presidencial Hillary Clinton hace apenas cuatro años, mediante una descabellada fórmula electoral que hace presidente al que menos votos populares obtenga.

Nada diferente a la ridícula indignación de Iván Duque denunciando las supuestas injusticias y atentados contra los derechos humanos de los que insistentemente acusa a Venezuela, frente al escandaloso silencio que mantiene con las incontables masacres por las que es famoso su país en el mundo, después, por supuesto, de su bochornoso prestigio como líder en producción y tráfico de drogas.

No menos semejante al severo cuestionamiento de Sebastián Piñera contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro por los supuestos hechos de represión por los cuales lo acusa de manera infame, frente a la barbarie desatada por él con la más entera naturalidad y cinismo contra el pueblo chileno que reclama condiciones de vida digna para su dura sobrevivencia.

Y no menos parecido a la inmoral solicitud de la oposición terrorista venezolana llevada a cabo por Juan Guaidó con la rectoría de la Casa Blanca, para que la militancia opositora se abstenga de votar el próximo seis de diciembre en la elección de un nuevo parlamento, después de pedirle desesperadamente el voto a esa misma militancia en 2015 para convertirse en diputados de esa Asamblea Nacional que luego usaron para atentar durante cinco años contra el gobierno y contra la paz de Venezuela.

Llegaron al poder como ha llegado siempre la derecha a lo largo de la historia; usando miserablemente al mismo pueblo al que le niegan siempre su derecho democrático a decidir por sí mismo.

Un particular modelo de democracia cada vez más elitesca y sin contenido. Además de absurda.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s