Las naciones solitarias

Por: Alberto Aranguibel B.

Alineados con la rapaz política intervencionista de los Estados Unidos, una serie de países gobernados circunstancialmente por líderes del mundo neoliberal capitalista, decidieron convalidar hace dos años, el desquiciado invento de la Casa Blanca de promover como presidente autojuramentado de Venezuela a un imberbe y desconocido político de ultraderecha que se ofrecía como redentor de la democracia.

Sin lugar a dudas, muchos de esos países actuaron de acuerdo a sus pétreas convicciones ultraderechistas. Pero seguramente, también muchos de ellos fueron sorprendidos en su buena fe con aquella deslumbrante oferta que obviamente llamaba a cerrar filas junto a un defensor de tan noble causa, como la que decía encarnar el autojuramentado.

Pero todo cambió cuando empezó el festín del robo de activos patrimoniales del Estado venezolano en el exterior perpetrado por la banda de delincuentes que terminaron siendo el presidente ficticio y su séquito de ladrones enzapatados regados por el mundo, denunciados hoy con infinidad de pruebas hasta por quienes hasta ayer los alababan.

¿Seguirán dándole su apoyo a ese latrocinio esas naciones engañadas con el infame cuento de la supuesta redención democrática?

Lo más probable es que, por mucho que sus convicciones pro imperialistas los obligue, muchos de esos países no estén dispuestos a enlodar su prestigio como naciones solamente por servir a una causa a todas luces prefabricada e impuesta por asaltantes de la peor calaña mediante el engaño y la manipulación mediática.

El seis de diciembre el pueblo venezolano seguramente impondrá con su voto una nueva mayoría revolucionaria al frente del parlamento, tal como todo lo indica.

La derrota de Trump en EEUU, que deja sin jefatura la arbitraria iniciativa de imponer un presidente a control remoto y sin elección alguna que lo avale, es ya en sí mismo un viraje de todo el escenario.

Corresponderá entonces saber si a partir de ahí continuarán esas naciones respaldando solas ese bochornoso festival del dinero robado a manos de unos usurpadores sin legitimidad ni derecho alguno para ello.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s