Virus mediático

Por: Alberto Aranguibel B.

Consecuencia directa del peso que ejerce hoy en día sobre la sociedad el medio de comunicación, es el hábito de la gente a reaccionar a los acontecimientos ya no en función nada más de su importancia o trascendencia real, sino según la vigencia noticiosa de los mismos.

El medio de comunicación impone matrices que determinan el comportamiento de la sociedad en un sentido o en otro, porque la gente ha sido formada en una lógica según la cual lo pasado suele ser decadente y sin valor alguno. Solo lo presente, por novedoso, es atractivo e interesante en virtud de la expectativa que por lo general se asocia siempre a lo nuevo.

Tu amor es un periódico de ayer, que nadie más procura ya leer”, decía el salsero expresando cómo esa idea de la importancia de los acontecimientos según su vigencia noticiosa trasciende el ámbito de la comunicación y se convierte en cultura popular que invade hasta el último intersticio de la vida.

De ahí que quienes más se impacten hoy con las fotos del planeta Marte, por ejemplo, que la NASA ha difundido este mes como “el más grande avance en la historia de la exploración espacial” sean principalmente las nuevas generaciones que no fueron impactadas nunca con aquellas primeras imágenes de los exploradores Mariner, Mars 1, 2 y 3, y Voyager, en las décadas de los 70’s y 80’s, que sorprendieron entonces al mundo con transmisiones televisivas y fotográficas desde el lejano planeta. Los únicos para quienes ese hecho es noticia son los jóvenes. Para los más adultos es simplemente parte de una misma y larga historia cuyo origen se remonta a los tiempos de la guerra fría y la llamada carrera espacial.

Pero la noticia de la pandemia que compromete hoy la vida de la humanidad ha impactado por igual, en un mismo momento y con el mismo poder comunicacional, al mundo entero sin distingos de edad, clase, credo, nacionalidad o raza. Es decir, para todos ese hecho es una misma novedad.

De ahí que el fenómeno de la relajación con las medidas de protección y bioseguridad que se experimenta en el mundo frente a esa pandemia sea cada vez más creciente con el paso de los meses, y cueste cada vez más hacer entrar en razón a quienes de manera temeraria menosprecian tales prevenciones, como si el riesgo ya no fuera algo de qué preocuparse. Todos, por igual, experimentan más o menos al mismo tiempo la misma sensación de agotamiento de la novedad que era hace un año la amenaza mundial de pandemia.

Son víctimas del efecto mediático que ha convertido al virus en noticia vieja… en periódico de ayer.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s