Fronteras escuálidas

Por: Alberto Aranguibel B.

El 5 de septiembre de 2019, la Vicepresidenta de la República, Delsy Rodríguez, presentaba en rueda de prensa un audio que registraba la conversación entre Vanessa Neuman, la designada Embajadora de Juan Guaidó en la Gran Bretaña, y un sujeto de apellido Avendaño en la que se revelaba el plan del guaidocismo de entregar la Guayana Esequiba a cambio del apoyo de Inglaterra para su hoy frustrado plan de derrocar el gobierno constitucional de Venezuela.

Las excusas y explicaciones de los conspiradores nunca pudieron ser suficientes ante tan contundente evidencia de traición a la Patria en la que aparecían incursos.

Ya en Febrero de ese mismo año, el líder de la asonada, títere del Departamento de Estado norteamericano cuyo propósito primordial es apoderarse de las ingentes riquezas venezolanas a como dé lugar, encabezaba el montaje del más grotesco y delincuencial intento de invadir el territorio venezolano desde la frontera colombiana, con el ardid de la supuesta “ayuda humanitaria” que pretendían ingresar al país abriéndole un boquete a la soberanía nacional por donde pudieran entrar sin restricción alguna las fuerzas internacionales destinadas a ocupar el territorio venezolano en nombre de la causa contrarrevolucionaria.

Apátridas como son, el suelo patrio no es sino todo aquel pedazo de territorio sobre el cual se asienten las urbanizaciones de lujo en las principales ciudades, así como los más costosos centros comerciales, o en definitiva los aeropuertos desde los cuales puedan partir hacia Miami a disfrutar allá de las mieles que les brinda el inmenso capital fugado por ellos desde hace décadas hacia los bancos norteamericanos.

El resto, como las poblaciones fronterizas de los estados Zulia, Táchira, Apure, además del mencionado territorio Esequibo, son solo “monte y culebras” de los cuales, según ellos, se puede prescindir perfectamente.

Por eso su vergonzosa y repugnante indiferencia ante la agresión de la cual está siendo objeto nuestro suelo en este momento por parte del ejército de irregulares montado por el narcopresidente Iván Duque en su burdo intento por violentar nuestra soberanía y adueñarse de cualquier pedazo de territorio venezolano aprovechando de la manera más obscena la particular circunstancia de desprestigio generada por el imperio norteamericano y el Grupo de Lima contra nuestro país.

Su entreguismo es tan asqueroso que ni siquiera piensan en los seres humanos que ahí son asesinados o heridos injustamente, ni mucho menos en la agresión que eso representa para el honor y la integridad de la Patria.

Es así porque sus fronteras no son aquellas convenciones o líneas que demarcan y delimitan los territorios, sino las barreras que les cercan el cerebro impidiéndoles actuar con un mínimo de dignidad y sentido nacionalista.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s