Ridículo calladito

Por: Alberto Aranguibel B.

Dos videos se difundieron tímidamente la semana pasada por las redes sociales, coincidiendo con los resonantes eventos llevados a cabo en el país, e incluso fuera de él, cuya característica común fue la inmensa demostración de conciencia ideológica y de fuerza movilizada que tienen hoy los movimientos sociales y los gobiernos progresistas en Venezuela y en el mundo, como lo fueron la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Carabobo, la Cumbre del ALBA-TCP, el Congreso Bicentenario de los Pueblos realizado en Caracas, y, por supuesto, la excepcional muestra de participación democrática que dio al mundo este fin de semana el Partido Socialista Unido de Venezuela con su ejemplar selección de precandidatos a Alcaldes, Concejales y Gobernadores. Todo ello teniendo como marco la aprobación casi unánime de la Resolución presentada en la ONU por Cuba contra el criminal bloqueo impuesto desde hace más de medio siglo a la isla por el imperio norteamericano.

En el primer video se ve a una joven (supuestamente estudiante) intentando medio atolondradamente estructurar un discurso contrarrevolucionario a las puertas de la UCV, con un grupo de unos diez muchachos al fondo como quienes planifican la compra de cervezas en una reunión playera cualquiera.

En medio de una sarta de galimatías e incoherencias, la joven se asquea ella misma de su propia ineptitud y manda a parar el video, que no logra alcanzar ni diez segundos siquiera.

En el segundo video, el mismo grupo aprovecha que no hay nadie en Miraflores (porque es el 24 de julio y están todos en Carabobo) logrando esta vez captar una buena toma de tres segundos de “protesta” en el Puente de Pagüita. Pero sin discursos que pudieran complicarles la vida. Solo tres gritos de “Libertad”, bastaron para regresar a su refugio en Prados del Este para seguir con la rumba cuarentanera.

Mientras el inmenso río de gente que es el pueblo venezolano celebra masivamente la independencia y la soberanía, ese triste grupito con el que la oposición piensa tumbar el gobierno hace el ridículo en silencio.

A diferencia de aquel Guaidó en el que la derecha tuvo alguna vez cifradas sus esperanzas, el mismo que se ufanó siempre de hacer el ridículo ante el mundo sin la menor vergüenza, estos muchachos lo hacen calladitos.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s