Internet: ¿Apolítica o antipolítica?

Por: Alberto Aranguibel B.

Una idea recurrente en la narrativa usada para describir los procesos de manifestaciones o protestas populares que se dan hoy en el mundo (avalada casi siempre por el pensamiento de izquierda) es la que busca resaltar el carácter supuestamente apolítico de las mismas para colocar como el causante de las movilizaciones únicamente a las redes sociales y su relativo poder de convocatoria.

Pero, las movilizaciones del pueblo no son tan irracionales o sin fundamento como esa tesis sugiere. La motivación de la lucha popular por sus justas reivindicaciones es siempre la razón de ser de esos eventos. Sin embargo la derecha, en su terco afán por distorsionar la realidad, procura invisibilizarla en favor de los intereses corporativos del gran capital.

La importancia que tiene para el sistema capitalista el logro de una meta tan largamente perseguida, como la de instaurar en el mundo un mecanismo poderoso de desbordamiento absoluto de las barreras de soberanía que tanto le cuestan al imperialismo y a la lógica del mercado sortear para hacer lo que les venga en gana sin restricciones que le limiten, es quizás lo más sustantivo de ese enfoque.

El objetivo supremo en la lógica de la dominación que como potencia imperialista se plantea la multimillonaria clase política norteamericana, impúdicamente apoyada por las élites de la derecha internacional, la primera gran sometida a la dominación global del imperio, es erradicar de la faz de la tierra el principio de Estado Nación que rige hoy a los países del mundo, para sustituirle con un modelo unipolar de control que deje atrás toda idea o noción de la política como medio de activación y organización social.

En ello, nada mejor para ese anhelando sueño de supremacía absoluta que tanto ha desvelado al capitalismo desde hace siglos, que una herramienta aceptada como es por tirios y troyanos como el idílico ámbito de la libertad de expresión ilimitada e irrestricta que dice ser, pero que en realidad no es. Nadie en el mundo escapa hoy a la severa censura que imponen internet y las redes sociales a quien no acate sus arbitrarias y auto impuestas normas de funcionamiento. Nadie escapa al férreo escrutinio ejercido por las agencias de seguridad norteamericanas sobre los datos privados de la gente en todo el planeta.

En vez de ese contranatura prodigio pseudo comunista como el que se vende, internet no es más que la más poderosa herramienta jamás lograda para asegurar la desmovilización social y perpetuar con su subrepticia narrativa de la antipolítica el sistema capitalista del cual surge y al cual en definitiva se debe.

Si no, pregúntenle a Mark Zuckerberg. El bastante que sabe de eso.

@SoyAranguibel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s