Con o sin campaña

Por: Alberto Aranguibel B.

La campaña electoral que acaba de arrancar con miras a la megaelección del próximo 21 de este mismo mes, es solo una más de las tantas que ha habido en el país desde la instauración de la democracia y que a lo largo del período revolucionario, hace ya mas de veintiún años, se han convertido en parte esencial de la vida misma de las venezolanas y los venezolanos.

A diferencia de lo que suponen aquellos que la asumen como un simple torneo propagandístico o como una suerte de carnestolenda electoral, la campaña cumple el propósito fundamental de dar a conocer las diversas propuestas o planes de gestión que los candidatos le ofrecen al electorado, así como la función de pactar entre ambos el compromiso de procurar la ejecución de los mismos en caso de resultar electos.  

De acuerdo a la Constitución y las leyes venezolanas, la campaña es un derecho del elector y un deber de los candidatos y de los partidos políticos que los postulan, por lo cual no puede haber elección sin ese proceso previo de información y motivación al elector.

Pero en Venezuela esa necesidad informativa está más que superada por el altísimo nivel de conciencia y conocimiento que tienen hoy en día las venezolanas y los venezolanos hasta en el más apartado rincón del país acerca de quién es quién en el terreno político nacional.

Si algo sabe hoy el venezolano común es el rol que han jugado todos y cada uno de los dirigentes de un sector político apátrida, entreguista y promotor de sanciones que le han generado padecimientos de todo tipo a nuestro pueblo como los candidatos que presenta la oposición. 

Y sabe también, con la más perfecta claridad, el esfuerzo de la dirigencia revolucionaria, empezando por el presidente Nicolás Maduro, que día a día ha entregado sin descanso ni discriminaciones de ningún tipo su mayor empeño en sacar al país de la profunda crisis económica en que la sumieron esos opositores que ahora se presentan como mansos corderitos a pedirle el voto a ese pueblo que han hundido en el dolor y el sufrimiento.

Las venezolanas y los venezolanos, incluso quienes no están de acuerdo con las tesis del chavismo, no necesitan una campaña para saber el daño que le ha causado al país ese delincuencial sector de la derecha. Saben que por ellos no hay que votar.  

@SoyAranguibel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s