Mentira al descubierto

Por: Alberto Aranguibel B.

Producto de la brutal guerra económica desatada por Estados Unidos contra Venezuela, reconocida reiteradas veces de manera pública no solo por dos presidentes de esa nación, Barack Obama y Donald Trump, sino por los más conspicuos agentes de sus respectivos gobiernos, principalmente Mike Pompeo, Elliot Abrams y John Bolton, entre muchos otros, Venezuela se sumió en una profunda crisis de la cual, con gran esfuerzo, todavía estamos recuperándonos.

Pero, aún existiendo pruebas fehacientes de esa criminal acción de cerco económico contra nuestro país, la mediática al servicio de la derecha nacional e internacional fatigó hasta la saciedad a la opinión pública del mundo entero con una falsedad según la cual la crisis inflacionaria y de desabastecimiento por la que atravesábamos era producto de la supuesta naturaleza fallida del Estado venezolano y no de la criminal agresión de la que era objeto.

El discurso que de manera infame presentaba, y sigue presentando, a la Revolución bolivariana, al presidente Nicolás Maduro y, en definitiva, al socialismo como culpables de todas las calamidades que el pueblo venezolano sufría, se difundió por el mundo como un mantra inalterable en casi todos los diarios y medios de comunicación de derecha como si de una verdad bíblica se tratara. Las réplicas que desde el Gobierno revolucionario se hacían para desmentir ese infundio y permitirle al mundo conocer la verdad de Venezuela jamás fueron aceptadas por esa mediática sumisa al servicio del imperio.

Pero, ahora resulta que exactamente las mismas calamidades están siendo padecidas por esos países que otrora se ensañaron contra el nuestro, tal como se ha visto en España, Francia, Alemania, Inglaterra y otros países de la vieja Europa, así como el mismísimo EEUU, que hasta ayer se mofaban de la crisis venezolana inducida por la derecha nacional e internacional.

Todos sabemos que esa dolorosa coyuntura por la que atraviesan esas naciones es consecuencia directa de la conflagración en Ucrania, de las huelgas antineoliberales y hasta de la pandemia.

Entonces ¿por qué a ninguno de esos países se les acusa de ser Estados fallidos? ¿Por qué esa mediática que pidió tanto un cambio de régimen en Venezuela no lo pide para ninguno de ellos?

Se demuestra así una vez más la inmensa mentira que es y ha sido siempre la pérfida matriz contra Venezuela.

@SoyAranguibel

Ilustración: La verdad saliendo del pozo / Jean-Léon Jerôme – 1896

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s