Aranguibel con Jessica Sosa en Unión Radio: “El problema con Colombia es que allá imperia el neoliberalismo”

aranguibel

Caracas 21/08/2015.- Alberto Aranguibel sostiene en entrevista con Jessica sosa en el programa “Sin Duda” que transmite Unión Radio, que el problema entre Colombia y Venezuela no es solo la tensión que se produce en la frontera por razones de los desequilibrios económicos o por la elevada cifra de desplazados que migran hacia nuestro país en virtud de la terrible situación de pobreza de la hermana república colombiana, sino que hay un tema mucho más de fondo como lo es la confrontación de los modelos neoliberal y socialista existente entre ambas naciones, en virtud de lo cual el cierre de frontera de manera permanente no es la solución más idónea.

Oiga aquí la entrevista completa:

Anuncios

Aranguibel con Mari Pili Hernández: “La oposición no solo no tiene mujeres para postular a la AN sino que tampoco tiene hombres”

logo unionradio

En entrevista con Mari Pili Hernández este lunes por Unión Radio, Alberto Aranguibel sostiene que la paridad de género no es un tema que obedece a la coyuntura electoral sino que forma parte de la confrontación de modelos que debate la sociedad desde sus orígenes y que la revolución bolivariana ha reivindicado por el carácter feminista que el Comandante Chávez le dio siempre a la misma.

Sostuvo el analista que las dificultades por las que atraviesa la oposición en este momento en relación a ese tema derivan de su incapacidad para abarcar todo el territorio nacional más allá de su presencia mediática, señalando que “No solo no cuentan con mujeres para postular a la Asamblea Nacional en las próximas elecciones, sino que tampoco cuentan con hombres porque a ellos la democracia participativa que hoy está construyéndose en Venezuela les queda muy grande.”

Oiga aquí la entrevista completa:

Cultura contra bachaqueo

– Publicado en Últimas Noticias el 17 de junio de 2015 –

Por: Alberto Aranguibel B.

En pleno corazón económico de Petare, en los alrededores de la redoma y en su vertiente hacia Maca, conviven hoy de manera yuxtapuesta los factores más emblemáticos de la confrontación ideológica por la que transita el país desde hace más de tres lustros.

En las calles es virtualmente imposible alcanzar a ver el piso entre la anárquica turbamulta de timbiriches de bachaquería, mercachifles de toda pelambre, compradores desesperados, motitaxistas arbitrarios, camioneteros del abuso y pobladores de resignación infinita, ninguno de los cuales refleja en modo alguno en su rostro expresión de complacencia con el tumulto que ya pareciera formar parte inexorable de sus vidas.

El bachaqueo se impuso en toda esa zona como si de un demencial territorio liberado se tratara, para colocarse al servicio de una distorsión socioeconómica que deriva directamente de dos factores; por un lado los bajos precios de los productos regulados de los cuales se aprovecha el bachaqueo para llevar a cabo su perverso negocio, y por el otro la inmoral usura que, gracias a un consumismo voraz sembrado en la sociedad por el capitalismo, persigue destruir la capacidad adquisitiva del venezolano y adueñarse del bienestar económico que con tanto esfuerzo la revolución bolivariana ha construido.

De manera sorprendente, la Hacienda El Toboso se erige como un oasis en medio de ese degradante muladar capitalista, para dar paso a un escenario de paz en el que Tito Salas diera vida a su obra inmortal y que hoy la revolución bolivariana reactiva a través del valioso e incansable esfuerzo de un excepcional equipo de cultores populares al frente del cual se encuentra la infatigable promotora y amiga de la cultura nacional Natacha Castillo.

Una muestra más del inmenso trabajo de rescate de nuestros auténticos valores culturales, así como de refacción a fondo de toda una inapreciable infraestructura que el capitalismo abandonara como expresión de su desprecio por nuestra identidad como pueblo.

Son dos concepciones y dos modelos los que se enfrentan hoy en Petare; el capitalismo salvaje que promueve el bachaqueo usurero y especulador, y el socialismo bolivariano profundamente humanista y redentor de lo nuestro, con base en la paz, la cultura y la justicia social.

 

@SoyAranguibel

Aranguibel en Kys FM: “Las elecciones internas del PSUV fueron un éxito”

Alberto Aranguibel en entrevista con Carlos Román Chalbaud por Kys FM este lunes 24 de noviembre de 2014: “Las elecciones del PSUV fueron todo un éxito”

Oiga aquí la entrevista completa:

PARA SMARTPHONES

Aranguibel y Díaz debatieron sobre la violencia: hay que “elevar conciencia ante las amenazas”

(Caracas, 12 de octubre – Noticias24).- Los periodistas y analistas políticos Dhameliz Díaz y Alberto Aranguibel confrontaron puntos de vista en el programa La Semana Venevisión transmitido este sábado, sobre la “violencia política”que, según las primeras versiones de prensa, revelan los hechos violentos ocurridos en el país durante los últimos días.

En medio de la expectativa que vive el país sobre los resultados de las investigaciones policiales del asesinato del diputado Robert Serra y su asistente, así como el enfrentamiento en el que murieron cinco integrantes de colectivos revolucionarios en la avenida Baralt, Díaz y Aranguibel hicieron un análisis de los hechos y del rol de la sociedad para garantizar la paz.

A propósito de estos acontecimientos, Díaz expresó que es preciso estudiar “quién tiene el control de las armas”. Añadió que “por el bien de Venezuela”, las pesquisas deben estar orientadas a dar con los responsables de este acto: “Estamos en un nivel de conflictividad política, en la cual, los venezolanos necesitan certificaciones científicas de la solución de un hecho delictivo de esta magnitud”.

Por su parte, Aranguibel hizo un llamado a los venezolanos para “elevar la conciencia que debemos tener como sociedad ante las amenazas” que representan estos actos.

Los comunicadores se refirieron a tales sucesos como muestras de una “situación preocupante” que debe ser atendida no solo por el Estado venezolano como garante de la seguridad pública, sino por los sectores políticos y la sociedad misma cuyo rol participativo debe estar al servicio de la convivencia pacífica, para lo cual, el tema del debate de las ideas debe ser asumido por todos “con la debida responsabilidad y buen juicio”.

En ese sentido, el papel que juegan los medios de comunicación fue señalado por los analistas como determinante, toda vez que su influencia pueda generar por igual, tanto tranquilidad como intranquilidad, dependiendo, como ambos periodistas lo expresaron, del enfoque (sensacionalista o responsable) con el que se cubran estos acontecimientos y el debate político en general.

Los secretarios de la MUD

Mesa de la Unidad

Por Alberto Aranguibel / Últimas Noticias, 13 de septiembre de 2014

La crisis de la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que no es mesa sino grupo, ni unitaria sino divisionista, ni democrática sino conspiradora, no deviene de su inviable formulación (una juntura de inconsistencias pegada con saliva de loro) sino del terco empeño por tratar de engañar a todo el mundo durante todo el tiempo con el cuento de la robustez política de la cual en realidad han carecido siempre.

Cabalgar sobre la ola del antichavismo que los medios crearon durante décadas de anticomunismo entre un segmento de la población, como si el mismo fuera el resultado de acertadas y profundas reflexiones ideológicas y programáticas surgidas de su propio seno, además de constituir un robo en descampado de un logro político de la misma sociedad opositora, es un proceso de autoengaño enfermizo que no resolverá jamás los problemas de fondo de ese entente electoralista.

De modo que el desmantelamiento por el que hoy atraviesa ese equívoco mal concebido y disfuncional no es el resultado de la renuncia de su secretario ejecutivo, sino que la misma es el producto directo de la insoportable disparidad de criterios y apetencias individuales y grupales sobre las que se asienta ese malhadado proyecto. Su salvación, entonces, no será en modo alguno el nombramiento de una nueva autoridad. Lo más seguro es que, por sus propias deficiencias, el arribo a una nueva conducción solamente sirva para terminar de hacer implosionar las pocas estructuras que sobre sus ruinas queden.

De ahí que la fórmula que pudiera aparecer como más viable para lograr un verdadero consenso entre las disparidades que ellos constituyen, seguramente terminará reproduciendo la atomización que han intentado ocultar durante más de una década. Es decir, la fórmula de la coordinación colegiada de varios secretarios ejecutivos que cumplan funciones similares de vocería pero sin sobresalir en modo alguno por encima de ninguna de las múltiples corrientes ideológicas o políticas del grupo. Algo así como una tapa que haga juego con la olla.

Un experimento de dirección colectivista fracasado a lo largo de la historia, como aquel de la Comuna de París en 1871, pero que dada la precariedad de la MUD, pudiera resultar un paliativo más de conmiseración en su hora postrera.

@SoyAranguibel

Aranguibel con Anahí­ Arizmendi: “La política de PDVSA no ha cambiado. Lo que hubo fue cambio de funcionarios”

logo unionradio

Unión Radio, 04 de septiembre de 2014

Alberto Aranguibel analiza los anuncios económicos hechos por el Presidente Maduro en el marco del llamado “sacudón” del Estado, en los cuales incluyó la segmentación de la Revolución Bolivariana en 5 grandes nuevas revoluciones, designó a los nuevos Ministros y Vice Ministros de Gobierno, así­ como las medidas contra el contrabando, la escasez y el acaparamiento.

Oiga aquí la entrevista completa:

PARA SMARTPHONES

Aranguibel en Panorama Mundial: “La crisis en Venezuela es una crisis del capitalismo”

Alberto Aranguibel interviene brevemente en el programa Panorama Mundial, que conduce la ex miss colombiana y periodista Patricia Janiot, para analizar las medidas anunciadas este martes 02 de septiembre por el Presidente Maduro para transformar e incrementar la eficiencia del Estado venezolano.

Aranguibel: “El “capta-huella” es en verdad un “capta-malandro””

Alberto Aranguibel sostiene el lunes 01 de septiembre de 2014 en el programa Vladimir a la 1, que transmite diariamente el canal Globovisión, que el sistema biométrico anunciado por el gobierno nacional como combate al contrabando, no es una medida contra el pueblo sino contra los contrabandistas.

Aranguibel en CNN: El contrabando es una forma de capitalismo

En el programa Café CNN con la periodista Glenda Umaña, Alberto Aranguibel habla acerca del funcionamiento del sistema biométrico que ha anunciado el Gobierno de Venezuela como una nueva acción para controlar el contrabando de extracción.

Aranguibel pide que no se “sobredimensione” el cambio de gabinete: es un asunto “tradicional”

consejo

(Caracas, 20 de agosto – Noticias24).- El analista político Alberto Aranguibel ofreció en Noticias24 TV un análisis sobre el impacto que podría ocasionar al país un cambio en el gabinete en el Ejecutivo, luego de que los ministros pusieran este lunes a disposición sus cargos para que el presidente Nicolás Maduro proceda a una reorganización gubernamental.

Aranguibel planteó que “no se debe sobredimensionar un asunto que es de uso tradicional en ese tipo de instancia de gobierno… es una medida sana que se toma en un momento determinado en un consejo de ministros para, precisamente, facilitar las eventuales decisiones que quisiera tomar el presidente de la República”.

Añadió que esta medida no significa que exista una crisis, sino que busca facilitar el proceso de revisión de las estructuras del Estado emprendido por el Presidente. En este sentido, destacó que no se puede tomar este hecho como que “los ministros están renunciando para crear una crisis en el Gobierno”, sino que, por el contrario, son estos unos ministros que han demostrado una clara “vocación y una capacidad de entrega que el país entero ha visto”.

Aseguró que una prueba de esto se evidencia en las actividades del Gobierno de Eficiencia en la Calle y señaló que el gabinete ministerial debe ser reconocido por “su altísimo nivel de compromiso con la patria, con la búsqueda del bienestar de toda la sociedad”.

Aranguibel añadió que “ha sido muy dura la tarea de los ministros, a quienes hemos visto en todo el territorio nacional trabajando día y noche… y por supuesto, enfrentando esta guerra que se ha lanzado, que se ha volcado contra el país por parte de los sectores privados de la economía que han querido sacar provecho de la ausencia del comandante Chávez para tratar de desequilibrar al Gobierno”.

Vea aquí la entrevista completa

Aviones, medios y misiles

malaysia-airlines copia

Por: Alberto Aranguibel / Coreo del Orinoco, 21 de julio de 2014

El ataque de bandera falsa es tan antiguo como la guerra misma. Una fórmula innoble que persigue desarmar al enemigo suplantando su ejército, sus aperos o sus instalaciones, para esconder bajo un manto amable las verdaderas intenciones de acabar en forma cruel e inhumana con cuanto vestigio de vida pueda haber en el bando contrario, sin correr ni con los riesgos del combate directo ni con el costo de la culpabilidad o el escarnio público.

Es el logro de la cobardía llevada a su máxima expresión. En el ataque de bandera falsa no hay (ni puede haber) confrontación cuerpo a cuerpo porque ello supondría para los atacantes tener que atentar contra sí mismos. O entre los del bando atacado, al menos, lo cual develaría la falsedad del ataque y lo convertiría en una operación absurda y sin sentido. Por eso sus acciones son siempre actos terroristas, aquellos que provocan destrucción y muerte sin ninguna conmiseración, acabando por lo general con vidas inocentes que en nada participan de la guerra.

Persigue, además de la muerte, achacar al enemigo la responsabilidad de las acciones terroristas que los impostores ejecutan, para así justificar la violencia con la que se les responda, y alcanzar a la vez el logro del reconocimiento público, obtenido de manera fácil y gratuita. Su único costo es la capacidad de engaño del atacante. La mentira es así el instrumento de guerra de un ejército impostor, que armado con el debido cinismo ataca con una fuerza que no surge de sus propias condiciones físicas o de dotación bélica, sino de su capacidad de fuego a través de la herramienta que potenciará su operación hasta lo infinito llevándola hasta cada rincón del planeta a través de las ondas hertzianas en forma de imágenes y sonidos que impactarán la mente de los seres humanos sin necesidad de levantarlos siquiera de sus poltronas o apartarlos de la fabulosa pantalla de televisión con la que alimentan cada vez más el alma y la conciencia los televidentes del mundo entero.

Verdaderos cañones de alto poder en la nueva era del ataque de bandera falsa, los medios de comunicación han pasado a cumplir un rol decisivo en las posibilidades de convencimiento que necesitan los ejércitos impostores para hacer realidad irrefutable sus acciones terroristas de bandera falsa. “Ponga usted las noticias, que yo pongo la guerra”, es probablemente la constatación más cruda de la historia de cómo un ataque de bandera falsa puede llegar a ser un activo valioso para los perros de la guerra, para quienes el saldo de muerte no significa nada frente al rédito en dinero que tales ataques pueden llegar a producir. Es la frase de un magnate sin escrúpulos de ningún tipo, cuya inmoralidad en la búsqueda de su grandeza como editor de periódicos lo hizo alcanzar la gloria de la pantalla grande en la legendaria y monumental obra de Orson Welles que recreaba su vida.

Fue así como se supo que los medios de comunicación podían desempeñarse ya no solamente como instrumentos al servicio de los intereses de los sectores hegemónicos que desde siempre procuraron la imposición al mundo de su modelo de dominación mediante la violencia de los poderosos sobre los oprimidos. Ellos, los poderosos, fueron los que necesitaron del terror y la desolación que ocasionan las guerras, apelando cada vez que fuese necesario a sus despropósitos a las trampas más viles que la humanidad haya conocido.

hearst_2

 – Hearst, padre del “amarillismo”, falseó en 1936 en sus periódicos la realidad usando textos y fotos tomadas en 1931 de muertes en Ucrania producto de una severa ola de hambre y frío, para atribuírselas a Rusia, luego de un acuerdo de servicio que le contratara Hitler en persona en 1935

hearst_1

El afán de Hearst por la manipulación de los hechos noticiosos para convertirlos en noticias escandalosas no se detuvo con la guerra hispano-estadounidense de 1898, en la isla de Cuba, con la cual acuñó aquella proverbial filosofía amarillista de la prensa, sino que se prolongó cada vez con mayor intensidad con su recurrente intromisión en las dos guerras que sacudieron al mundo en la primera mitad del siglo XX, ayudando como asesor de imagen, primero de las llamadas fuerzas aliadas y luego de los nazis, en contra de la naciente Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y utilizando sus medios de comunicación como armas de guerra.

Para falsear la realidad de los acontecimientos en Europa, Hearst envió en 1936 como corresponsal de guerra al viejo continente a un impostor que se hacía pasar por periodista, Tomas Walker, para inventar horrendas historias de crímenes supuestamente cometidos por Rusia contra la población civil de Ucrania, utilizando datos y fotografías que no se correspondían con los hechos que sus medios impresos describían.

Desde entonces, el ataque de bandera falsa, así como la guerra en general, se ha amparado en el poder de penetración y convencimiento de los medios de comunicación sobre la sociedad para cumplir con el objetivo de inculpar a los pueblos por los desmanes que en su propio nombre los terroristas y los perros de la guerra cometen. Con tal propósito, los sectores dominantes han impedido desde siempre todo intento de democratización  de los medios de comunicación bajo su poder. Nada es más valioso para la hegemonía de los poderosos que esa maravillosa creación del ser humano que permite convencer a las masas, cada vez más cautivas, a la vez de hacer dinero y perpetuar al más bajo costo su modelo.

La filosofía de Hearst (que algunos insisten en vender como de Goebbles, habiéndose comprobado ya con suficiencia la falsedad de la especie que atribuía al ministro nazi la creación del modelo de propaganda basado en la mentira) es la que evoluciona hasta nuestros días a través de todos los medios radioeléctricos, audiovisuales, electrónicos e impresos, conocidos, hasta convertir la realidad en un hecho definitivamente incierto e incomprobable, donde jamás es posible determinar a ciencia cierta la veracidad de los acontecimientos, ni su autoría o su ejecución. Ni se tendrá entonces conciencia exacta de su costo o significación verdadera. Habrá solo una percepción colectiva que responderá siempre a los mismos intereses de quienes controlan la producción de la noticia. Es decir, de los mismos sectores hegemónicos que de forma confabulada deciden siempre el escenario y los protagonistas de la muerte y con ello el subsecuente logro de la heroicidad de los guerreros que la causan.

La pelea hoy no es solo por el botín de las riquezas o los territorios asaltados por las guerras, sino por la conquista de las mentes de aquellos que por miles de millones asisten de manera pasiva al deslumbrante espectáculo de las invasiones y los genocidios en vivo y en directo a través de las pantallas de televisión, sin lo cual (y en virtud del talante revolucionario de los pueblos) será cada vez más difícil el saqueo de las naciones.

De ahí que la verdad sobre la autoría del disparo de un misil contra un avión de pasajeros civiles sobre Ucrania, no sea para el televidente promedio relevante. Como no lo fue tampoco descubrir que no hubo jamás amenaza alguna de armas de destrucción masiva en Irak, ni producción de  bombas atómicas en Irán, ni masacres por parte de los gobiernos de Libia o de Siria sobre el pueblo, ni de la Revolución Bolivariana sobre los estudiantes. Probablemente tampoco hubo jamás ben Laden alguno en las montañas de Afganistán o de Paquistán. Y quizás la segunda guerra mundial la hayan ganado los rusos y no los marines norteamericanos, como nos lo vende Hollywood, ni el Apollo 11 llegó jamás a la luna, como hasta los mismos Donald Rumsfield y Henry Kissinger han reconocido hace poco públicamente.

Por eso nadie sabrá jamás si ese misil que derribó el avión de Malaisia Airlanes fue en verdad ordenado por Kiev o por Moscú. Pero el mundo tenderá a pensar lo que le dicten desde su pantalla. Es la horrenda dialéctica de la comunicación en el capitalismo, que hace que la realidad no exista si no aparece en los medios. Y que si aparece, procurará siempre ser la que decidan de manera antojadiza y arbitraria los dueños de medios, a quienes nadie ha elegido jamás para tan canallesca función en la sociedad.

La Revolución Bolivariana, por la fuerza democratizadora de su pueblo y el espíritu humanista de su Comandante Eterno, es, sin lugar a dudas, el espacio de esperanza por excelencia para redimir a la humanidad del espantoso estadio de incertidumbre e irrealidad a las que nos obligan hoy los medios de comunicación capitalistas.

Aranguibel en Kys FM: El chavismo sabe quién es el culpable de la crisis

kys

En entrevista con el periodista Carlos R. Chalbaud a través de la señal de Kys FM, 101.5 de Caracas, Alberto Aranguibel sostiene este lunes 23 de junio de 2014 que en el chavismo no hay nadie tratando de negar las distorsiones económicas que afectan hoy al pueblo venezolano, sino diferencias de criterio con quienes quieren colocar como víctimas a los especuladores, verdaderos culpables de las mismas. Afirma que entre la gente hay cada vez una mayor conciencia en cuanto al esfuerzo del Gobierno bolivariano por contener los ataques de esos sectores especuladores que afectan hoy la estabilidad de la economía, que solo procuran hacer cada vez mayores negocios con la desestabilización política del país.

Oiga aquí la entrevista completa:

CNN: El liderazgo de Maduro

Venezuela's VP Maduro greets supporters during a rally in Caracas

Caracas 22 de junio de 2014.- En un breve reportaje para la cadena norteamericana de noticias CNN, la periodista venezolana Laura Castellanos consulta la opinión de los analistas Luis Vicente León y Alberto Aranguibel acerca de las afirmaciones del ex-ministro Jorge Giordani sobre el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro.

Mientras León trata de presentar al Primer Mandatario como impopular al compararlo con el inmenso prestigio del Comandante Chávez, Aranguibel explica que ello se debe a que el sucesor del líder de la Revolución Bolivariana ha venido labrando un perfil propio, con su propio peso, en un lapso de tiempo definitivamente más breve de apenas un año de ejercicio en el poder enfrentado a una brutal guerra económica y política.

Fuente: CNN