Aranguibel: El mayor logro del Presidente Maduro es el aseguramiento de la soberanía y la independencia del país

Caracas, 14/03/2018.-  El constituyente Alberto Aranguibel afirmó en el programa Vladimir a la 1 que transmite el canal Globovisión que los problemas por los que atraviesan las venezolanas y los venezolanos hoy en día están determinados fundamentalmente por la necesidad que tiene el imperio norteamericano de hundir la economía nacional para hacerla retroceder hacia el modelo neoliberal que fue superado con la llegada del Comandante Chávez al poder en 1998.

“¿Es mentira acaso el decreto de Barack Obama?” le preguntó el constituyente al periodista Vladimir Villegas, como respuesta a la sugerencia del entrevistador en cuanto a que las referencias chavistas a la permanente agresión del imperio norteamericano contra nuestro país serían simples fabulaciones o excusas de los revolucionarios para no encarar la difícil coyuntura económica del país.

“¡Jamás he negado, ni ningún revolucionario ha negado, que existan problemas en el país. Lo que hemos señalado es que la culpa de esos problemas no es del gobierno del presidente Maduro sino del Departamento de Estado norteamericano y de la derecha nacional e internacional”, decía previamente el entrevistado.

La declaración de Aranguibel se da en un contexto en el que el hoy removido Secretario de Estado norteamericano acaba de culminar una gira por Latinoamérica solicitándole a los gobiernos de los países de la región arreciar en el cerco económico contra Venezuela, y que el Director de la Agencia de Inteligencia de los EEUU (hoy nombrado Secretario de Estado por el presidente Donald Trump) reconoció públicamente que todos los problemas que padecen hoy los venezolanos son producto de las acciones de esa agencia de espionaje internacional del imperio por asfixiar la economía venezolana.

Anuncios

Aranguibel: Con el acuerdo en el diálogo no triunfan ni el Gobierno ni la oposición; triunfa Venezuela.

Caracas.- El Constituyente y analista político venezolano, Alberto Aranguibel, sostuvo hoy en entrevista realizada a minutos de conocerse la noticia del acuerdo inminente al que se ha llegado en las conversaciones del diálogo que se llevan a cabo desde hace algunos meses en la República Dominicana, que le corresponde a todas y todos los venezolanos celebrar el arribo a este tan esperado momento, porque aquí no ha ganado ningún sector en particular, refiriéndose al gobierno y a la oposición, sino toda Venezuela.

La declaración la hizo en el marco de una entrevista en el programa Perspectivas, emitido en línea a través de la web por el portal informativo Noticias24.

Aranguibel: A lo que convoca el diálogo es a que la MUD deponga su actitud golpista

Hasta tanto la oposición venezolana no reconozca la legitimidad del Gobierno Bolivariano, y deponga su actitud revanchista en la búsqueda de atajos para tratar de derrocar al presidente Nicolás Maduro, no va a haber fórmula de diálogo posible, es lo que se desprende de las afirmaciones que en su análisis de la actual coyuntura nacional hace Alberto Aranguibel en el programa Las Verdades de Miguel que transmite el Canal I, conducido por el periodista Miguel Salazar.

Maduro: fortaleza de una revolución verdadera

– Publicado en el Correo del Orinoco el lunes 14 de septiembre de 2015 –

Por: Alberto Aranguibel B.

Un incomprensible mito ideológico ha sostenido a través de la historia que la exaltación del liderazgo es un inaceptable e inmoral culto a la personalidad que pervertiría de manera inexorable los principios éticos de la lucha. Desde posiciones dogmáticas tanto de derecha como de izquierda suele repudiarse la figura del líder argumentándose por lo general la vanidad como deformación asociada a la capacidad aglutinadora del fervor popular que el mismo pueda concitar, despreciándose así el valor determinante que esa capacidad va a representar siempre en todo proyecto social.

En la retórica del debate político venezolano del siglo XXI, el tema del liderazgo ha estado presente de manera significativa, solo que usualmente para la detracción del contrario en uno u otro sentido pero no para la capitalización efectiva de ese poderosa ventaja política en la que ese activo puede llegar a convertirse. La emocionada admiración del pueblo por el Comandante Chávez desde antes incluso de iniciarse la revolución bolivariana, es la excepción inequívoca que confirma la absurda regla de la veneración exclusivamente post mortem del líder, cuando ella finalmente se acepta. Si es que se acepta.

Desde la derecha se acusa a la militancia de ser presa de un aborrecible culto a la personalidad en la figura del Comandante, en primer lugar, y luego del presidente Maduro y del liderazgo revolucionario en general. Estos últimos señalados también desde puntuales voces ultraizquierdosas de esporádica aparición, paradójicamente movidas por las mismas ideas de la derecha contra el liderazgo.

Desde la revolución, a la derecha se le acusa a la vez de precaria e insustancial por sus deficiencias ya no solo en la formulación de propuestas sustantivas y viables para el país, sino particularmente en liderazgos descollantes capaces de reunir el mínimo de condiciones y cualidades esenciales que motiven e inspiren a las masas populares a la movilización entusiasta por su proyecto.

La misma militancia de la oposición detracta alternativamente a su élite dirigencial, pasando del amor más frenético al odio más enconado sin el más mínimo remordimiento ni compasión por el que hasta ayer fuera ya no su líder sino su ídolo indiscutible. Su propia militancia suele ser la encargada de convertir virtualmente en polvo cósmico a los líderes en los que invierten esfuerzos y recursos descomunales en cada elección. La lógica del condón, le dicen.

En el caso venezolano, la carencia de sustento ideológico más allá de las consignas y palabreríos neoliberales, explican la falta de importancia que la derecha le otorga a este aspecto tan determinante en la política. Pero eso no es así en el resto del mundo ni de la historia capitalista.

A través del tiempo la derecha ha sabido valorar el peso específico del líder en la consolidación de su modelo. El ancestral hábito humano de admiración por el conductor de las masas, los ejércitos y las feligresías, es el abrevadero cultural del fenómeno del fervor popular hacia sus dirigentes.

En el ámbito de la izquierda, una a veces no tan velada arrogancia hace estragos con el concepto, elevándolo al petulante grado de “punto de honor” ideológico adjudicándole el remoquete de “pequeña burguesía filantrópica” que Marx utilizaba para referirse justamente a los oportunistas que desconocían el rol del verdadero conductor de las luchas populares.

Una desviación como esa crea problemas. No existe ninguna revolución en la historia que haya sobrevivido al desprecio hacia su propio liderazgo desde una supuesta posición doctrinaria. Quienes argumentan en ese sentido expelen con frecuencia el tufo de la envidia y de la mezquindad más repugnantes.

La inmensa ansiedad que causó la pérdida física del Comandante, hizo aflorar temores hasta ese momento no experimentados jamás en la revolución bolivariana, que todavía hoy el pueblo no termina de procesar cabalmente. Algo de lo cual la perfidia de los detractores y oportunistas de toda pelambre busca extraer su propia y muy particular cuota de beneficio político, apelando a la infamia y a la descalificación más vil y miserable.

Manchar el recuerdo del Comandante tiene el doble propósito de intentar reducir su dimensión histórica y sembrar la idea de la supuesta agotabilidad del modelo socialista. La forma de concretarlo es destruir la generación de relevo de ese liderazgo.

Es decir, que una condición indispensable para que la revolución siga viva es que su liderazgo se consolide cómo el más importante de este momento histórico. Y eso es lo que hace hoy en día Maduro.

Quienes le atacan para provocar el desencanto popular con la revolución, dejan de lado el inmenso logro del hijo de Chávez en una elección a la que acudió a asumir una responsabilidad otorgada por el más grande líder de nuestra historia después del Libertador Simón Bolívar, al convertirse en el segundo presidente más votado desde que somos república, luego de enfrentarse en apenas once días de campaña al candidato que más recursos y respaldo le ha inyectado la derecha nacional e internacional y que más tiempo en campaña electoral ha utilizado para contactar a los electores: año y medio recorriendo el país entero desde la precampaña de las primarias internas de la MUD en 2012 hasta abril de 2013.

Jamás una desproporción fue tan injusta. Más aún si se considera el estado de postración del pueblo por la pérdida de su Comandante que le tocó superar al continuador de la revolución en medio de tan grande dolor y enfrentando las más exigentes expectativas que un nuevo gobierno haya tenido jamás. La angustia colectiva fue el terreno en el que abonaron los escépticos y los calumniadores, que trataron de minimizar la significación de ese gran logro del cual la oposición todavía no se recupera y que fue ratificado en las elecciones de Alcaldes y Concejales, así como en los eventos de elección primaria de la MUD y del PSUV, en los que se constata por igual el crecimiento de la propuesta revolucionaria en el país.

A Maduro le ha correspondido la difícil y compleja tarea de avanzar a su propio ritmo en la construcción de la nueva fase de una revolución que debe asumir la impostergable necesidad de su adecuación a los nuevos retos y circunstancias políticas, sociales y económicas, sin desvirtuar la naturaleza histórica de su pensamiento originario sino más bien aportando logros sustanciales en la nueva realidad que le corresponde de acuerdo no solo a su capacidad de respuesta en el impulso transformador sino a la del enemigo, que también cambia para “tratar de aprovechar coyunturas difíciles en su intento de reinstaurar el neoliberalismo”, como bien dijera Chávez.

La reafirmación y profundización del modelo bolivariano chavista se encuentra a lo largo del desempeño del presidente Maduro desde los inicios de su gobierno, en la orientación profundamente humanista del mismo, pero también en la rectitud frente a las amenazas acechantes. Su condición de líder antiimperialista de primer orden en el mundo lo confirma. En apenas dos años de gestión, el gobierno del presidente obrero ha recibido la mayor intensidad de ataques contra la revolución, en medio de una guerra económica que el cierre de frontera con Colombia ha terminado por demostrar de manera inequívoca e irrefutable y la abrupta caída del precio del barril de petróleo en el mercado internacional.

Sin embargo, antes que torcer el camino trazado por el Comandante Supremo aplicando los recortes a los que la lógica del neoliberalismo obliga en tales circunstancias, los programas fundamentales de la revolución continúan expandiéndose a lo largo y ancho del territorio en todas las áreas de la economía. Ningún presidente, ni siquiera de inspiración marxista, que no estuviera orientado por los principios del pensamiento chavista como lo ha demostrado estar el presidente Maduro, habría alcanzado tan siquiera la posibilidad de superar una milésima parte de circunstancias tan complejas como las que le han tocado a la revolución en esta excepcional fase.

El empeño personal del presidente en la lucha contra la inseguridad, su propuesta de mecanismos eficaces para la erradicación de la cultura de la violencia en la sociedad, el coraje contra la corrupción demostrado en la destitución y detención de decenas de importantes funcionarios de la administración pública (que van desde presidentes de empresas del Estado y gerentes de la alta nómina de PDVSA, así como de cientos de defraudadores de dineros públicos en el antiguo CADIVI, el SENIAT, y hasta en la propia Fiscalía General de la República), da cuenta de esa rectitud chavista en el primer mandatario.

Por eso la derecha y uno que otro talibán de la mezquindad intentan destruir y desconocer su liderazgo.

@SoyAranguibel

Aranguibel en Canal I el 23 / 11 / 2014

Alberto Aranguibel participa el 23 de noviembre de 2014 en el programa “Venezuela en la Red”, moderado por Germán Ferrer, y transmitido por el Canal I.

 

Aranguibel: “Lo que está haciendo Marea Socialista es una acción divisionista”

– Programa “Vladimir a la 1“, transmitido el 12 de noviembre de 2014 por Globovisión –

(Caracas, 12 de noviembre. Noticias24) – El periodista y analista político Alberto Aranguibel se refirió este miércoles a la actualidad política nacional durante el programa “Vladimir a la 1″ que transmite Globovisión.

Ante los planteamientos de diálogo y de posibilidades de acuerdos de coalición, Aranguibel advirtió que estos deben ser examinados con mucho cuidado porque si no “se puede caer en aquella lógica de la ‘conchumpancia’ que privó en el pasado” y que “afectó tanto al país, incluso hasta económicamente”.

En ese sentido, no descartó la posibilidad de que existan quienes traten de “pescar en río revuelto para sacar algún beneficio” en medio de la coyuntura de una “guerra económica de la que el presidente Nicolás Maduro está saliendo con mucho esfuerzo”.

Se refirió a “unas propuestas que han venido siendo muy persistentes en ese discurso de achacar todo lo que sucede a la dirigencia revolucionaria y al presidente Maduro en particular, dejando por fuera elemento que inciden en ello, como el comportamiento de un sector privado especulador que ha quedado al descubierto”.

No descartó la posibilidad de que existan quienes traten de “pescar en río revuelto para sacar algún beneficio en medio de esa coyuntura”.

Al preguntársele cuánto hay de guerra económica y cuánto de errores por parte del Gobierno, Aranguibel sentenció: “Distorsión económica, en términos estrictamente económicos, es aquella en la cual políticas de los gobiernos generan una situación de inflación y de déficit en el balance de las cuentas públicas. Ese no es el caso en Venezuela… Aquí la situación es que hay una ola especulativa que ha impactado a toda la sociedad”.

Por eso, pese al hecho de que los buhoneros sean base social del chavismo, Aranguibel aseveró que estos no tienen derecho a delinquir especulando. Además, agregó que “el proceso de formación ideológica de esas bases no ha sido fácil, pues es un proceso de construcción que se viene dando y que nadie ofreció que se iba a resolver de la noche a la mañana”.

“La supuesta izquierda crítica”

A juicio de Aranguibel, hay frases de Hugo Chávez que “pueden servir para cualquier cosa cuando son sacadas de su contexto histórico original. Hay algunos de la supuesta izquierda crítica que han hecho eso: extraen con pinzas alguna frase del comandante, que habló de tantas cosas que si no las miras en términos de su contexto real, vas a tener fallas”.

En otra idea, opinó que la historia del Muro de Berlín también debe verse desde una óptica ampliada: “Hay una gran hipocresía en todo eso… se trata de crear una percepción en la historia de que el gran triunfador toda aquella Guerra Fría que precedió la caída del Muro de Berlín fue el capitalismo, pero eso no necesariamente es así. ¿Cómo hacemos en este momento con el muro de Israel (…) o el de México? No puede ser que haya un muro de la ignominia y otro del triunfo de la libertad”.

A propósito de ese debate, Aranguibel criticó que la polarización sea vista por la derecha venezolana como “un percance”. Por eso se preguntó: “¿Qué quieren? ¿Que no no haya debate político? ¿Que haya un totalitarismo? ¿Cómo se desarrolla una sociedad democrática sin la posibilidad de que se debata?

Al referirse a las diferencias entre el gobierno y la que llamó “supuesta izquierda crítica”, el analista dijo que sí es posible generar un debate, “pero debe ser honesto”. Por eso consideró que “lo que está haciendo Marea Socialista es un avance de naturaleza divisionista pero “entaparada” (disfrazada)“.

“¿Qué quieren? ¿Que no no haya debate político? ¿Que haya un totalitarismo? ¿Cómo se desarrolla una sociedad democrática sin posibilidad de que se debata?”

Insistió en que la propuesta de Marea Socialista es trotskista, pues “cuando tú revisas la historia de las divisiones en la izquierda, desde los orígenes del pensamiento marxista, te vas a encontrar con que ha sido persistente cuestionar desde esa óptica el desempeño de la dirigencia revolucionaria. Eso no es nuevo… Al mismo Marx le dividieron la I Internacional Socialista“.

En todo caso, valoró aquellas divisiones de la I Internacional Socialista -de las que surgieron el anarquismo y la socialdemocracia- como “honestas” a diferencia del trotskismo que siempre va a insistir en que no es divisionista.

Dijo que el trotskismo, imposibilitado para reunir fuerzas por su poca capacidad de convocatoria, se propuso controlar la fuerza revolucionaria ya constituida “tratando de desplazar a la dirigencia partidista (que ellos denominan burocracia partidista), que es el mismo discurso que tiene ahora Marea Socialista“.

Arguyó que los planes de Marea Socialista son “crear fracturas entre Nicolás Maduro y Diosdado Cabello” y procurar que la militancia se ponga en contra de su dirigencia, “cuando el trabajo, según la doctrina chavista, debe ser todo lo contrario”.

De tal manera que advirtió: “El que se mete en la candela política debe asumir que se puede quemar, y ellos deben asumir que aquí hay gente que los va a combatir desde el punto de vista del debate… los grandes fracasos de la izquierda en América Latina se debieron a las muchas fracturas del chantaje de la victimización con la que siempre se quiso callar ese debate”.

Fuente: Noticias24

Aranguibel y Díaz debatieron sobre la violencia: hay que “elevar conciencia ante las amenazas”

(Caracas, 12 de octubre – Noticias24).- Los periodistas y analistas políticos Dhameliz Díaz y Alberto Aranguibel confrontaron puntos de vista en el programa La Semana Venevisión transmitido este sábado, sobre la “violencia política”que, según las primeras versiones de prensa, revelan los hechos violentos ocurridos en el país durante los últimos días.

En medio de la expectativa que vive el país sobre los resultados de las investigaciones policiales del asesinato del diputado Robert Serra y su asistente, así como el enfrentamiento en el que murieron cinco integrantes de colectivos revolucionarios en la avenida Baralt, Díaz y Aranguibel hicieron un análisis de los hechos y del rol de la sociedad para garantizar la paz.

A propósito de estos acontecimientos, Díaz expresó que es preciso estudiar “quién tiene el control de las armas”. Añadió que “por el bien de Venezuela”, las pesquisas deben estar orientadas a dar con los responsables de este acto: “Estamos en un nivel de conflictividad política, en la cual, los venezolanos necesitan certificaciones científicas de la solución de un hecho delictivo de esta magnitud”.

Por su parte, Aranguibel hizo un llamado a los venezolanos para “elevar la conciencia que debemos tener como sociedad ante las amenazas” que representan estos actos.

Los comunicadores se refirieron a tales sucesos como muestras de una “situación preocupante” que debe ser atendida no solo por el Estado venezolano como garante de la seguridad pública, sino por los sectores políticos y la sociedad misma cuyo rol participativo debe estar al servicio de la convivencia pacífica, para lo cual, el tema del debate de las ideas debe ser asumido por todos “con la debida responsabilidad y buen juicio”.

En ese sentido, el papel que juegan los medios de comunicación fue señalado por los analistas como determinante, toda vez que su influencia pueda generar por igual, tanto tranquilidad como intranquilidad, dependiendo, como ambos periodistas lo expresaron, del enfoque (sensacionalista o responsable) con el que se cubran estos acontecimientos y el debate político en general.

Alberto Aranguibel: la desintegración de la MUD significaría el fortalecimiento del chavismo

(Caracas, 16 de julio. Noticias24).- El analista político y periodista, Alberto Aranguibel, aseguró que la desintegración de la Mesa de la Unidad Democrática originaría la posibilidad de que crezca la unidad nacional en torno al proyecto chavista “que sí es consistente”.

Aranguibel planteó este escenario debido a las recientes declaraciones del vocero del partido Voluntad Popular, Ramón José Medina en las que se refirió al opositor Leopoldo López y que han generado polémica y “contradicciones” en la MUD. “No hay una unidad, nunca la habido. De manera que lo que pasó no debe extrañar a nadie”.

“Se está más cerca de la transformación del Estado en búsqueda de bienestar por la vía de la revolución, que de las propuestas inciertas que hace la oposición de manera arbitraria”.

Agregó que el mayor defecto de la tolda es que “los desborda el odio” por no tener organización política. “Eso es lo que termina en forma de guarimba, en forma de terrorismo urbano, porque no hay forma de reunir a su propia militancia en una propuesta de orden ideológico y programático para debatir, porque la orientación no es el debate político, es la de rescatar el poder para reinstaurar un modelo neoliberal”.

“Nunca ha habido un liderazgo que genere lealtad a partir de las ideas, sino a partir de acciones para acabar con el chavismo”, insistió.

Fuente: Noticias24

El “paga peo”

 

Por: Alberto Aranguibel B.

Uno de los más horrendos usos de los mantuanos en tiempos de la colonia era el de hacerse acompañar por alguno de sus niños esclavos durante los servicios religiosos para culpabilizarlos mediante un sonoro “cogotazo” a la hora en que una fetidez inundara repentinamente el área de la iglesia donde les correspondiese sentarse, evadiendo así la posibilidad de ser descubiertos como autores verdaderos de la ventosidad. A esos inocentes esclavos se los conocía simplemente como “los pagapeos”.

Es ese el origen de la tan criolla expresión venezolana “¡Yo no voy a pagar ese peo!”, usada para rechazar la responsabilidad sobre algún asunto comprometedor del que no se tenga ninguna culpa. Incluso si en efecto se tiene.

Hoy, cuando estamos abordando uno de los temas más importantes en la lucha contra la violencia en la sociedad, asistimos de nuevo a una transferencia de responsabilidades, al orientar la búsqueda de soluciones a ese problema enfocándonos en restringir el acceso de los niños a la agresividad de la programación televisiva.

Por supuesto que los niños son la parte más frágil de la sociedad, en la cual se concentra el ataque de los medios privados con su carga alienante y desmovilizadora llena de antivalores y conductas enajenantes. Pero no es solamente a ellos a quienes afecta el pernicioso contenido mediático hoy en día.

Además, no es solo la espectacularidad del crimen, ni mucho menos los desnudos o el lenguaje vulgar, lo que induce a la violencia en la sociedad, sino también (y cuidado si no más que la lasciva dramatización de homicidios) la exaltación de la vanidad, el egoísmo, la sed por la riqueza fácil, el consumismo, el desprecio a los humildes y, en general, la ridiculización de la buena conducta.

Creer que moviendo la programación chabacana y vulgar a un determinado horario, ateniéndose solamente a advertencias en pantalla y a ediciones parciales que eliminen algún porcentaje de imágenes o expresiones ofensivas, se reducen los niveles de descomposición que fomenta el discurso mediático, es desperdiciar la extraordinaria oportunidad que se le abre en este momento al país con el gran paso dado por el gobierno revolucionario en pro de la ansiada concertación nacional para la paz.

No juguemos de nuevo al avestruz con el viejo truco del “pagapeo”.

@SoyAranguibel

Sin Tapujos del 20 de enero de 2014

Emisión del día lunes 20 de enero de 2014 del programa Sin Tapujos, transmitido por Venezolana de Televisión, bajo la conducción de Alberto Aranguibel, analizando el impacto del contenido mediático sobre la sociedad y su capacidad para influir sobre la conducta de la gente.

Aranguibel en Unión Radio: “La reunión con los medios abre una puerta al entendimiento nacional”

miraflores tv

“La sociedad no está habituada a un debate de esta naturaleza porque los mismos medios nos han acostumbrado a que el tema de la influencia del contenido mediático sobre la sociedad no se discute. Creemos que la televisión no es perniciosa porque quienes nos lo han dicho a través del tiempo han sido los mismos voceros de los medios”, sostiene Alberto Aranguibel en entrevista con Anahí Arizmendi en Actualidad Unión Radio el martes 20 de enero de 2014. El analista afirma que con el diálogo iniciado en Miraflores con los representantes de las televisoras, “se abre una puerta a un nuevo escenario de entendimiento nacional que debemos aprovechar para construir el modelo de bienestar al que todos aspiramos”.

Oiga aquí la entrevista completa:

Aranguibel en RNV: “En la reunión con alcaldes opositores, el Pdte. Maduro obtuvo el mayor logro político para el país”

maduro alcaldes oposicion

En Entrevista en el programa Con Todos los Hierros que transmite a diario la Radio Nacional de Venezuela, Alberto Aranguibel sostuvo este jueves 19 de diciembre que el mayor logro político de la reunión de este miércoles entre el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y los Gobernadores y Alcaldes de la oposición en el Palacio de Miraflores, “fue sin lugar a dudas el haber superado el error de haber trasladado siempre la confrontación política a todos los ámbitos de la vida nacional, con lo cual se afectó desde hace mucho la gestión de los gobiernos legítimamente electos”, en detrimento de la calidad de vida de la población en general. Según el analista, “Los grandes bloques del país enfrentados políticamente, comienzan a partir de hoy una nueva época de desempeño político conjunto, en el que, sin claudicaciones de ningún tipo, se puede llevar adelante la gestión pública que reclama la gente, dejando de lado a esa dirigencia opositora que ha venido promoviendo la confrontación y la violencia… y eso definitivamente tiene que ser reconocido como el mayor logro del Presidente Maduro en función de la paz y del entendimiento del país“.

Oiga aquí la entrevista completa:

Alberto Aranguibel y Eduardo Semtei debatieron en N24 Radio sobre el futuro de Venezuela tras el 8-D


Foto: Vanessa Navas / Noticias24

(Caracas, 11 de diciembre. Noticias24) –Los analistas políticos Alberto Aranguibel y Eduardo Semtei acudieron este miércoles a Noticias24 Radio para debatir sobre los resultados del proceso electoral del 8 de diciembre y la actualidad económica nacional.

Durante el programa “La hora de Mario y Leonor”, Aranguibel (chavista) y Semtei (opositor) fueron exhortados a reconocer un éxito del bando contrario. En ese sentido, Aranguibel destacó “cómo candidatos locales de la oposición lograron superar la imposición del plebiscito que planteó Capriles y ganar por méritos propios”.

Por su parte, Semtei valoró del oficialismo que lo del domingo “fue una victoria de Maduro, cuyos candidatos salieron airosos en comparación con los aspirantes de Diosdado Cabello, que eran militares”. Sin embargo, aclaró que la realidad es que “el chavismo tiene menos alcaldías que antes”.

Sobre el Partido Socialista Unido de Venezuela, Alberto Aranguibel aseguró que los números del 8-D evidencian que el chavismo superó la coyuntura originada con la muerte de Hugo Chávez y creció electoralmente, aunque Semtei insistió en que la oposición tiene más alcaldías que antes: “Si teníamos 45 alcaldías y ahora tenemos 75, ¿dónde está la derrota?”.

Políticas económicas

Durante el debate, también se habló de las posibilidades económicas del país. Aranguibel señaló que durante los últimos 14 años, la oposición ha insistido en vaticinar una destrucción del aparato económico, “pero ha sucedido absolutamente lo contrario“.

No se trata de que el presidente Maduro es un rebajador de precios, lo que hizo fue tomar unas medidas para contener a un sector privado que está violentando todas las leyes”, agregó el analista chavista.

De todas formas, Eduardo Semtei aclaró que toda América Latina -incluyendo a Haití- está creciendo a niveles superiores a los de Venezuela. “Es que el gobierno no lo puede proveer todo… Ahora van a tener que subir la gasolina, porque, como dice la película, el futuro los alcanzó”.

A eso le agregó Aranguibel que “ninguno de esos países en América Latina tienen una guerra económica similar a la que sufre Venezuela”. Sin embargo, reiteró que el Gobierno adelanta medidas para combatir esas irregularidades.

Lo de la guerra económica, en todo caso, fue desestimado por Semtei: “Hay que tener un poquito de consistencia en el discurso, dices que en Europa la economía no sirve porque se derrumba el capitalismo y que los problemas en Venezuela son porque hay una guerra económica en la que disparan con televisores y lavadoras”.

Escuche a continuación el audio con el debate completo de Eduardo Semtei y Alberto Aranguibel:

Video con la segunda media hora del debate: