La insólita pantomima capitalista del hacker malo y el hacker bueno

Por: Alberto Aranguibel B.

EL BUENO

Mark Zuckemberg, dueño de la red social Facebook, considerada por muchos de los más importantes analistas de medios, especialistas en marketing, directores de campañas políticas, sociólogos, y expertos internacionales en tecnologías de la información, como el medio de comunicación más poderoso de todos los tiempos, acaba de comparecer este mes ante una comisión del congreso norteamericano que investiga los posibles delitos informáticos cometidos por el joven empresario norteamericano.

La investigación se basa en las acusaciones hechas por el partido demócrata contra el presidente Donald Trump, por haberse valido durante la campaña electoral de 2016 que lo llevó a la presidencia, de la información personal de más de cincuenta millones de norteamericanos a los que la consultora británica Cambridge Analitycs, especializada en mercadeo político, habría direccionado mensajes electorales personalizados usando la tecnología de la empresa Facebook para el levantamiento de la extensa data privada de los usuarios de la red social, lo cual, según los acusadores, violaría el derecho a la privacidad y pondría incluso en riesgo la seguridad de la gente.

Durante el interrogatorio, uno de los más espectaculares desde la interpelación de Al Capone en 1931, los parlamentarios le hicieron a Zuckemberg una infinidad de preguntas que evidenciaban mucho más la ignorancia que todos ellos tenían sobre la naturaleza del negocio informático que supuestamente pretendían investigar que lo que en efecto pudieran hacer aparecer como un eventual expediente, con información sustentada y debidamente ordenada, como se supone que debe hacer una instancia de ese tan alto nivel político en la más poderosa nación del planeta.

La respuesta más importante de todas fue aquella donde Zuckemberg reconoce frente a la comisión que es responsable de haber violado la privacidad de casi un tercio de la población mundial que hoy está suscrita a sus servicios en la red, y de haber compartido toda esa información para obtener beneficios económicos que incrementaron su ya descomunal fortuna personal, que lo ha colocado desde hace casi una década como uno de los más acaudalados archimillonarios del mundo. “No tuvimos en cuenta el alcance de nuestra responsabilidad y eso fue un grave error. Fue mi error y lo lamento”, dijo en esa comparecencia, dejando perfectamente claro que es absolutamente culpable de los delitos que se le imputan y por los cuales ha sido interpelado. La sala se llena de complacencia y aceptación por parte de todos los asistentes y el interpelado es exonerado de toda culpa.

EL MALO

Julian Assange, periodista y programador informático australiano (nacionalizado ecuatoriano), está recluido desde hace más de siete años en la embajada de Ecuador en el Reino Unido en calidad de asilado, es el fundador y director principal del sitio web WikiLeaks, que ha difundido documentos reveladores sobre una serie de acciones del ejército norteamericano en el Medio Oriente consideradas delitos de guerra por las leyes internacionales, pero que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos considera “información clasificada”, a tenor de los establecido en la Ley de Espionaje vigente desde 1917 en ese país.

Dichas filtraciones, en las que se documentan, entre muchos otros eventos protagonizados por el ejército norteamericano contra civiles desarmados, la llamada “masacre de Bagdad”, en la que cuatro helicópteros estadounidenses abrieron fuego contra un grupo de iraquíes, asesinando a una docena de ellos, incluyendo a dos periodistas de la agencia Reuters, así como una gran cantidad de informes secretos en los que se registran cientos de operaciones militares en Afganistán, Irak, y la base militar de Guantánamo que Estados Unidos utiliza como prisión extraterritorial en suelo cubano, fueron entregadas por Assange a los prestigiosos diarios The Guardian, The New York Times, Der Spiegel, Al-Jazeera, RT, Reuters, Washington Post, CNN, y El Mundo, entre muchos otros, pero ninguno de esos medios de comunicación ha sido perseguido o sancionado por la causa que se le sigue al editor de origen australiano, así como ninguno de los que aparecen involucrados en los crímenes de guerra que WikiLeaks ha dejado al descubierto. Para el Departamento de Justicia norteamericano, en este caso el delincuente ha sido el mensajero.

Para Assange varias importantes figuras de la vida pública norteamericana han pedido que se aplique todo el peso de la Ley, incluyendo la pena de muerte, tal como lo han solicitado expresamente en declaraciones públicas Bill O’Reilly, presentador de la cadena Fox, Sarah Palin, excandidata presidencial y exgobernadora del estado de Alaska, y Tom Flanagan, ex asesor del Primer Ministro de Canadá. Ante la certeza de que tal solicitud será respondida afirmativamente por los Estados Unidos, Julian Assange se ha visto en la obligación de recurrir al asilo diplomático en resguardo de su vida.

EL FEO

En su afán de expandir su dominio hegemónico sobre el planeta, los Estados Unidos violenta las barreras de soberanía de naciones a miles de kilómetros de sus fronteras, sin importarle en lo más mínimo ni el derecho internacional ni la normativa de organismos como la Organización de las Naciones Unidas que prohíben expresamente el uso extraterritorial de acciones armadas o penales no autorizadas por el organismo, para ir tras aquellos que considera sus enemigos, o contrarios, al menos, a la seguridad nacional norteamericana, así no sea delincuente sino más bien su única “culpabilidad” haya sido publicar documentos que ponen en evidencia graves delitos de lesa humanidad cometidos por otros. Pero exonera de toda responsabilidad delictual a aquel que reconoce ante una comisión investigadora del parlamento y ante las cámaras de decenas de medios de comunicación, que efectivamente sí ha cometido el más gigantesco delito informático de la historia; nada más y nada menos que el de exponer y arriesgar la vida de más de dos mil millones de personas en el mundo que usan la red social Facebook hoy en día.

Así como un día EEUU acusa a China de ser un régimen totalitario por no permitir el libre uso de medios de comunicación norteamericanos en su territorio, y al día siguiente acusa a Rusia de amenazar la seguridad nacional precisamente por el uso de esa misma internet, y prohíbe, además, las transmisiones en el país de las cadenas informativas RT y Telesur, de la misma manera persigue un día a un periodista a través del mundo para intentar llevarlo a la silla eléctrica por el delito de hackear información privada recopilada por su empresa y al otro día aplaude y celebra la astucia para hacer dinero de otro individuo que se ha convertido en multimillonario hackeando información privada a la gente, también a través de su empresa.

Deja una vez más al descubierto el imperio con su doble rasero, no solo la inmoralidad y falsedad de su discurso en pro de las supuestas libertades que dice defender, sino también su empeño por imponer su hegemonía a como dé lugar, lo que sin lugar a dudas tendría que ser una nueva demostración para las venezolanas y los venezolanos de los despropósitos de aquellos que desde una posición de derecha han promovido la entrega de la Patria a los oscuros intereses de esa potencia del norte que a cada paso deja ver su insolente desprecio por las leyes de las naciones, por los derechos del ser humano, y por la verdad.

EPÍLOGO

La agresión contra el noble pueblo nicaragüense desatada esta semana por ese mismo imperio, es otra corroboración de que efectivamente la violencia de los últimos años con la que se quiso desestabilizar al gobierno bolivariano y derrocar al presidente legítimo de la República, no ha sido ninguna otra cosa que parte de ese plan de dominación global puesto en marcha por los Estados Unidos contra el mundo, y jamás una búsqueda honesta de algún sector de la sociedad venezolana por alcanzar su bienestar. Solo un intento más del imperio por extender su domino amenazando nuestras soberanías.

Frente a esa amenaza, nuestra única opción de triunfo será siempre la unidad del pueblo por la que tanto clamó el comandante Chávez a lo largo de su vida. Votar por Nicolás Maduro el próximo 20 de mayo, es la forma de expresar y asegurar la invencibilidad de esa unidad.

@SoyAranguibel

 

Democracia sin pueblo: el absurdo modelo capitalista

Por: Alberto Aranguibel B.

La democracia le servía al capitalismo cuando la gente no reclamaba sus derechos. Cuando los pueblos no tenían noción ni conciencia de lo que eran la injusticia y la desigualdad, y por ende no sentían necesidad alguna de utilizar el voto como instrumento de lucha por la emancipación de las mayorías oprimidas.

El voto, cuya razón de ser se mantuvo siempre relegada a la lógica de los juegos de azar más que al poder transformador que comprendía de manera ilusoria el ritual electoral, era entonces solo un procedimiento más, un trámite ordinario apenas ante un organismo del Estado.

Se sentía así a sus anchas la oligarquía, que se consideraba dueña del Estado a perpetuidad cada vez que las elecciones en cualquier parte del mundo arrojaban la recurrente novedad de la elección de presidentes que venían a reafirmar la calidad perdurable de un modelo resistente a los vaivenes de la historia, como el de la democracia representativa, que a medida que se fortalecía la ilusión redentora del capitalismo en la mente de esos electores sometidos al ultraje del medio de comunicación en manos de los ricos, terminaban por hacer realidad esa idea de la vida eterna del perverso sistema de la acumulación del capital.

Pero las cosas comenzaron a resultar de otro modo en el universo-mundo al que los ricos se habían habituado, y la democracia empezó a convertirse en un dolor de cabeza insoportable que obligó al sector de mayor poder adquisitivo a repensar la concepción misma de la sociedad para darle paso a nuevas formas de vida que, sin importar las aberraciones ideológicas a las que hubiera que apelar para reconstruir el sentido de la verticalidad en la distribución de género humano que es tan indispensable y sustancial al capitalismo, debían impulsarse para reorganizar aquel equilibrio que ese sector consideraba tan perfecto, y que ya la simple representatividad de la vetusta democracia neoliberal es incapaz de retomar hoy.

Todo cuanto sucede hoy en el mundo capitalista deja ver que la democracia no es ya un sistema con el cual se puedan hacer realidad las opciones de las cuales pueda disponer la oligarquía para asegurar el control social como antaño.

Desde los retorcidos intentos de las monarquías todavía existentes en el mundo por tratar de arribar a rebuscadas fórmulas de gobierno que pudieran ser aceptadas hoy por los millones de seres humanos que repudian ese oprobioso modelo de la consagración eterna de las dinastías al frente de las naciones por esa sola razón, hasta los esquemas seudo institucionales con los cuales la derecha pretende hoy legitimar la exclusión y el desconocimiento de las mayorías para perpetuar en el poder a los sectores dominantes, la realidad del desprecio a la democracia en el ámbito del capitalismo es innegable.

Solamente en Latinoamérica, ensañamientos como el del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), del Departamento de Estado norteamericano y del depauperado Grupo de Lima, por desconocer la indiscutible legitimidad del gobierno venezolano, así lo demuestran.

La burla en que se ha convertido la democracia en el continente se ve reflejada en el descalabro que ha causado con su descomunal poder corruptor una misma corporación comprando políticos inmorales y filibusteros a diestra y siniestra, como lo es la empresa Odebrecht, cuyo único objetivo ha sido el de hacerse de los negocios más importantes en infraestructura en todos los países de la región, colocando a la vez en cada uno de ellos a los más conspicuos mercenarios del neoliberalismo en el poder.

La tragedia suramericana de nuestros tiempos no está determinada solamente por el hambre y la miseria, como lo advirtió el comandante Hugo Chávez en su momento, sino por las profundas desigualdades que genera el afán capitalista por adueñarse de las economías latinoamericanas, en función de lo cual procura perforar sin miramientos filosóficos ni doctrinarios de ninguna naturaleza toda barrera, todo obstáculo que, en razón de la soberanía, de la justicia o de la legalidad, se le oponga en el camino.

La más grande barrera con la que se topa hoy el capitalismo en el continente suramericano es sin lugar a dudas el avance de la idea de liberación y redención de los pueblos a través de un modelo democrático verdaderamente participativo, en el que los muertos a manos del sicariato político no sean el factor determinante de la contienda como sucede desde hace décadas en Colombia, México, Paraguay, Brasil y Centroamérica.

Por esa fuerza popular emergente e indetenible, es que sale del gobierno expulsado con el mayor repudio de casi toda la sociedad peruana y continental un presidente electo hace apenas un año, para convertirse en el quinto expresidente de esa nación que, si no está siendo investigado todavía por corrupto, al menos está señalado de serlo.

La misma fuerza tectónica que hoy tiene en vilo al también recién electo presidente de Argentina, Mauricio Macri, cuyos niveles de “popularidad” pueden medirse perfectamente por la extraordinaria y monumental demostración de desprecio que significa el voceo multitudinario que resuena como la poderosa voz del Olimpo en todos los espacios públicos, con una consigna emblemática para los argentinos en la que se le recuerda insistentemente al presidente a la señora madre que lo parió.

Es también la fuerza que denuncia de manera masiva (por primera vez en varias décadas) el grotesco fraude electoral con el que el gobierno colombiano pretendió hacerle creer al mundo que la ultraderecha se sostiene en el poder en ese país gracias al respaldo mayoritario del pueblo. Una especie que no pudo sostenerse ni un segundo ante el aluvión de pruebas documentales (infinidad de videos, fotografías, testimonios de la gente, etc.) que dejaron al descubierto la pantomima electoral que fueron las elecciones legislativas de hace dos semanas, a las que, además, no acudió a votar sino un exiguo porcentaje del padrón electoral. Algo que ya de por sí presagia la convulsión que será la inminente elección presidencial colombiana.

Igual a la vigorosa voluntad anti sistema que dejan al descubierto las gigantescas movilizaciones de protestas en México y en Brasil en contra de la cultura del sicariato político que se ha instaurado en cada uno de esos países desde las esferas del poder para intentar cerrarle el paso a los liderazgos populares emergentes y enquistar en el control de las economías a los mismos delincuentes de cuello blanco que en el resto del continente procuran asaltar el poder sin importar cuánto destruyen o exterminan los valores y principios más esenciales de la democracia.

Por eso, porque es la más viva expresión de una democracia sólida que se asienta en la robustez de un sistema electoral inexpugnable, blindado como ningún otro en el mundo con insuperables sistemas de verificación y aseguramiento de su transparencia y confiabilidad, es decir; que no acepta la penetración del capital para abrirle las fisuras que le permitan al capitalismo direccionar las elecciones a su favor ni colocar títeres del neoliberalismo en el poder, es que Venezuela es asediada y atacada hoy desde los centros hegemónicos del gran capital.

Que la derecha nacional e internacional sostenga hoy a una sola voz que convocar al pueblo a elecciones en Venezuela es un fraude, no significa ninguna otra cosa que el repudio a la voluntad popular dicho en los términos más absolutos e irrefutables. El mismo repudio del que fue objeto el presidente Manuel Zelaya en Honduras al pretender consultar la opinión del pueblo mediante el voto.

Un desprecio que queda al descubierto en Colombia con su fraude electoral masivo, pero también en Brasil, donde el voto de cincuenta millones de brasileños que respaldaron a la presidenta Dilma Rouseff no importó en lo más mínimo para imponer a un corrupto como Michel Themer en el poder. Como no importó nunca en los Estados Unidos, donde el actual mandatario obtuvo tres millones de votos menos que su contrincante y sin embargo es juramentado presidente.

Es exactamente el sentido de una doctrina que se extiende desde el imperio hasta la Patagonia para hacerle creer a los pueblos que el voto, como procedimiento de consagración que es para la sociedad, debe servir sola y únicamente para reafirmar el modelo capitalista y no para abrirle posibilidades a ningún otro tipo de expresión popular. Que democracia no significa que el voto pueda ser una herramienta para hacer valer de ninguna manera la opinión del elector más allá de su disposición a respaldar el sistema, y no a transformarlo, porque para el capitalismo esa opinión no tiene relevancia alguna, ni debe tenerla.

Un absurdo modelo de democracia sin pueblo.

@SoyAranguibel

 

 

 

Derrota anunciada

Por: Alberto Aranguibel B.

El deporte es por excelencia el ámbito de la competencia entre los seres humanos. En él se procura no solo el perfeccionamiento físico del individuo sino la superación frente al contendor o los contendores de una misma categoría o disciplina deportiva. En ello el aliento, la preparación sicológica, el ánimo positivo con el que se asuma el reto en cada oportunidad será el factor determinante del triunfo. Nadie gana una pelea de boxeo, por ejemplo, gritando ante las cámaras que no subirá al ring porque el contendor se ve más grande y tiene más peleas ganadas. Por el contrario, mientras más imponente se ve el contrario, más se esfuerza el púgil en darse ánimos y prepararse mejor para la pelea.

En política la confrontación para la verificación de la fuerza de cada sector político es el evento electoral. Es el único mecanismo que la humanidad acordó como fórmula para establecer democráticamente la jerarquización política, después de milenios de confrontaciones por lo general irracionales para determinar quién dirigía el rumbo y el destino de la sociedad.

Como en el deporte, en la política se requiere un mínimo de preparación y aptitud, para optar al cargo de elección popular. Se necesita fuelle, maquinaria, capacidad de movilización social, liderazgo. Pero, sobre todo, propuestas consistentes que ofrecerle al electorado.

Tan insensato como pretender ganar un campeonato deportivo sin contar con el mínimo de condiciones para ello, es pretender ganar unas elecciones sin propuestas, sin candidatos que presentar, ni inscribirse siquiera para formalizar su participación en el proceso electoral.

El único sector político en el mundo (y probablemente de la historia) que aspira a ganar un proceso electoral negándose a participar en el mismo, es la oposición venezolana.

No lo hace porque todos en la oposición están perfectamente convencidos del triunfo del candidato Nicolás Maduro. Una revisión de los perfiles de tuiter de los opositores da cuenta de esa generalizada convicción que se tiene en el antichavismo acerca de la reelección del Presidente.

No tienen candidato, ni capacidad de movilización, ni propuestas, pero hablan de “ventajismo”.

La ventaja es el inmenso respaldo popular que tiene Maduro y que la oposición no tiene. Así de simple.

@SoyAranguibel

Aranguibel:”Capriles está invitando a la sociedad venezolana a un suicidio colectivo, tal como lo predican sectas fundamentalistas como Tradición Familia y Propiedad a la cual pertenece”

capriles arrechera

Alberto Aranguibel sostiene en entrevista con Carlos Lazo y Oswaldo López, en el programa “Con Todos Los Hierros”, transmitido este viernes 26 de abril por el Canal Informativo de la Radio Nacional de Venezuela, que “Estados Unidos está convirtiendo su lucha contra los modelos nacionalistas que no están a su servicio, en un gran negocio para aquellos sectores vendepatrias que son víctimas de la alienante cultura del consumismo que generan los medios de comunicación privados“. De la misma manera presenta una detallada revisión de los postulados ideológicos de la organización neo-fascista Tradición, Familia y Propiedad, a la cual pertenece la actual dirigencia opositora venezolana, en los cuales se evidencian las similitudes del comportamiento irresponsable e incendiario de Capriles y de su copartidario Leopoldo López con dichos preceptos. “Capriles –dice Aranguibel– no está representando con su irresponsabilidad a una opción política, sino que está invitando a la sociedad venezolana a un suicidio colectivo, tal como lo predican sectas fundamentalistas como Tradición Familia y Propiedad, a la cual pertenece, en contra del ideario de justicia y de igualdad social que promueve  el socialismo bolivariano en nuestro país.”

Oiga aquí la entrevista completa:

Luis Britto García: ¿Qué pasó en las elecciones venezolanas?

luis britto garcía elecciones
Por Luis Britto García / http://luisbrittogarcia.blogspot.com
1
Hace años denuncio que la Comisión y la Corte Interamericana  de la OEA quieren desconocer  nuestros tribunales, para  decidir en lugar de  ellos  cuestiones  relativas a la soberanía de Venezuela, como la legitimidad de las elecciones. Así, el primero en cuestionar los comicios del 14 de abril es Insulza, presidente de la OEA, quien exige  “realizar una auditoría y un recuento completo de la votación” y  pone “a disposición de Venezuela el equipo de expertos electorales de la OEA”. Vale decir,  expertos extranjeros, y no el Consejo Nacional Electoral, deben declarar quién ganó nuestras elecciones.
2
Para escoger al  Presidente de Venezuela también se ofrecen voluntarios el gobierno de Estados Unidos y el canciller de España, García Maspero, ambos demandando recuento de votos al sistema electoral que Carter calificó como el “más perfecto del mundo”.  Por no contradecirlos, el candidato perdedor reclama asimismo recuento manual  de votos  y en lugar de exigirlo por  vías de derecho, convoca  motines que en dos días incendian o destruyen doce  Centros de Diagnóstico Integral, arrasan cuatro casas del PSUV y varios mercados solidarios,  acosan medios de comunicación de servicio público y comunitarios y residencias de miembros del Poder Electoral, asesinan a 8 compatriotas –uno de ellos quemado vivo- y dejan 124 heridos. Es una pequeña muestra de lo que harían si llegaran a tomar al poder. Desaparecerían los derechos a la atención médica gratuita, a alimentos subsidiados, a la información alternativa, a la militancia progresista, al sufragio  y a la vida.
3
La Historia se repite,  los guiones  se remedan. Las elecciones que dieron el triunfo a Ajmadineyah fueron desconocidas por una oposición que intentó algaradas y motines para legitimar una intervención imperialista. Durante las elecciones una agresión informática seguramente imperial hackea las cuentas de twitter de Nicolás Maduro, del presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello  y de Teresa Maniglia, jefa de Prensa de Miraflores, inhabilita la página web del Consejo Nacional Electoral y fuerza a interrumpir Internet durante  minutos para impedir la expansión del virus. No son tecnologías al alcance de un candidato  cuyo promedio académico apenas remonta el diez.
4
¿Tiene la más mínima sostenibilidad la hipótesis de fraude? La lógica indica que cualquiera dispuesto a perpetrar una superchería simularía millones de sufragios de ventaja, y no una modesta mayoría de 262.473 votos. Por otra parte, el Consejo Nacional Electoral por su propia cuenta ha recontado 54% de los sufragios sin encontrar irregularidades, proporción más que suficiente para Seguir leyendo “Luis Britto García: ¿Qué pasó en las elecciones venezolanas?”

Fabricio Conde: Mi respuesta a una amiga opositora

opositora llorando

por Fabricio Conde / http://www.patriagrande.com.ve

A petición tuya pensé muy bien antes de responderte y me tomé todo el tiempo necesario para hacerlo de la mejor manera posible. Espero que te tomes tú también el tiempo para leerme hasta el final.

Esta fue tu pregunta:

“Hola Fabricio, llevo muchos días leyendo tu twitter y deteniéndome a responder por no querer discutir con un comediante de esta generación. Pero ahora leyéndote por facebook quisiera dialogar contigo… Quisiera saber si te has tomado la molestia de escuchar a Capriles. Quisiera saber si te parece que el discurso de Maduro es de paz. Quisiera saber si no escuchaste cuando Maduro había aceptado contarse. Quisiera saber si te parece que en las elecciones no hubo ninguna injusticia, irregularidad y violencia de parte de activistas del gobierno. Quisiera saber si viste las fotos de los votos asistidos. Quisiera saber que piensas de todo el dinero que se va para otros países y aquí la gente la está pasando mal. Quisiera saber que está ofreciendo Maduro que haga que te guste y sientas que es lo mejor para Venezuela. Tu pides paz y no al odio. Yo también quiero paz! Para que sepas antes de responderme te comento que yo veo los dos canales (VTV y Globo) porque quiero saber que están viendo la otra mitad del país. Yo no es que quiera a toda la oposición. (Julio Borges no es digno de mi respeto, y se lo he dicho tanto en persona como en las redes sociales) pero escucho a Capriles y lo que está diciendo me gusta. El habla para ambos lados, habla de unión, habla de paz que tú mismo estás pidiendo, habla de respeto, habla de educación, de trabajo… ¿por qué no le crees? ¿por qué quieres a Maduro como Presidente de tu país, de tu futuro si no ha demostrado nada y ese cargo es grande? Ya CH no está, ya tu Presidente se fue… estás defendiendo ciegamente a Maduro porque Chávez lo dijo o en verdad lo escuchas y te gusta, si es así ¿qué te gusta? Sé que muchos hablan de 40 años de mal gobierno, y realmente hasta puedo estar de acuerdo. Pero ya han pasado 54 años de mal gobierno. Ya no podemos seguir culpando a 40 años de mierda cuando hay otros 14 que a mi parecer dejan mucho que desear. Como dijo Gledys Ibarra “Maduro no es Chávez y Capriles no es ni CAP, ni Caldera…” te pido que leas y pienses bien antes de responder. No quiero conflicto, sólo trato de entenderte. Saludos.”

Aquí mi respuesta para ti:

Estimada amiga, es muy grato saber que me lees a pesar de las ideas diferentes que tenemos. No quiero conflicto contigo tampoco porque eres de hecho una de las personas que más admiro y respeto porque eres de las mejores en tu trabajo. Aunque al final de tu escrito prácticamente te contestas tú misma cuando dices “…ya han pasado 54 años de mal gobierno. Ya no podemos seguir culpando a 40 años de mierda cuando hay otros 14 que a mi parecer dejan mucho que desear”, igual intentaré responder cada una de tus preguntas. Veamos.

1.”Quisiera saber si te has tomado la molestia de escuchar a Capriles.”

Sí he escuchado a Capriles, lo estoy escuchando desde las interpelaciones y las mesas de trabajo que dispuso Hugo Chávez en Miraflores tras el fallido golpe de Estado en abril de 2002 hasta esta parte. Más allá de no identificarme con él por múltiples razones, no me identifico con lo que representa ni compro su oferta electoral por ser más un discurso electorero que una serie de propuestas honestas, reales y serias. Me explico: en el pasado reciente, hace apenas 4 años, cuando asumió la gobernación de Miranda lo primero que hizo fue atacar las Misiones quitándoles sedes, persiguiendo a los integrantes de la Misión cubana y atentando de esa manera con la operatividad de unos programas creados por el Gobierno que benefician a la población en general independientemente de su color político.

Ver link de la página de Noticias 24:

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/20755/chavistas-marcharan-manana-en-contra-de-henrique-capriles/

¿Que si escucho a Capriles? ¡Cómo no! A veces para analizarlo, a veces para llorar y otras para reírme. Como cuando dijo delante de un nutrido grupo de reconocidos artistas venezolanos en el Teatro Cultural de Chacao que le ofrecía la nacionalidad venezolana a los médicos cubanos. Te lo juro que quedé atónito de verdad, aunque los aplausos de la farándula opositora en pleno me sorprendieron aún más… ¿Cómo tomar en serio a un abogado de Harvard que invade la embajada de Cuba y se “olvida” de todo lo que sabe acerca de Derecho y tratados internacionales, como p.ej. que una embajada es territorio de otro país aunque esté dentro el tuyo? ¿Cómo olvidar que durante todos estos años él y su partido han descargado a las Misiones, a los médicos y a la medicina cubana hasta la saciedad? ¿Eso te parece congruente? Lo siento, pero a mí no.

Aquí video del asedio a la embajada de Cuba en 2002:

Aquí el video y la nota de prensa del diario Últimas Noticias con el ofrecimiento de nacionalidad a los médicos cubanos en Venezuela:

http://www.ultimasnoticias.com.ve/movil/detallenota.aspx?idNota=131159&sid=2

2. “Quisiera saber si te parece que el discurso de Maduro es de paz”.

A Maduro, hasta ahora, podría acusarlo de autoritario pero su discurso no es de guerra. Y autoritario tomando en cuenta que se pronunció en contra de una marcha convocada por la oposición para hoy jueves 17 de abril que tenía como destino la sede del CNE. Claro que, si tomas en cuenta lo que sucedió en las calles del centro de Caracas el 11 de abril de 2002, creo que más que ser autoritario les está haciendo un favor al impedir la marcha con el único fin de preservar la integridad física de la militancia opositora identificada con Henrique Capriles. No sé, digo yo…

Pero volviendo a lo del discurso de Maduro: como entenderás, he escuchado más su discurso que el de Capriles y su oferta es la misma que presentó Hugo Chávez en su campaña de 2012, se llama “Programa de la Patria 2013-2019″ y ese sí que me lo he leído completo, por eso apoyo y defiendo las propuestas que aparecen en su contenido. En resumen, su discurso y su proyecto son la continuación del Proyecto Nacional Simón Bolívar que comenzó hace ya 14 años el desaparecido presidente Hugo Chávez.

3. “Quisiera saber si no escuchaste cuando Maduro había aceptado contarse”.

Por supuesto que escuché a Maduro cuando dijo que no tenía problemas en revisar el 100% de los votos, claro que sí. Pero también he escuchado a los observadores internacionales, a las rectoras del CNE y al mismísimo Vicente Díaz diciendo que en las votaciones, en efecto, no hubo fraude. Que se hicieron lo que llaman “auditorías en caliente” con presencia de los testigos de mesa, los representantes de los partidos políticos, testigos y ciudadanos comunes al 54% (porcentaje que se acordó entre los actores políticos desde el año 2006) de las actas y cuadernos de votación tal como lo dicta la ley electoral. ¿Ya la oposición no cree en Vicente Díaz porque no dice lo que quieren escuchar? Creo que ese problema es de la oposición, no de nosotros…

Aquí el link con lo referente a las auditorías en la ley electoral:

http://www.cne.gov.ve/web/normativa_electoral/ley_organica_procesos_electorales/titulo11.php

4. “Quisiera saber si te parece que en las elecciones no hubo ninguna injusticia, irregularidad y violencia de parte de activistas del gobierno”.

Las injusticias, la violencia y las irregularidades son, lamentablemente, parte de cada uno de los procesos electorales venezolanos. Por algo los centros son custodiados por efectivos de la Guardia Nacional desplegados en el Plan República. Eso ha sido así desde hace muchos años. ¿Que algunos simpatizantes del Gobierno perturbaron el proceso? No lo pongo en duda. Pero te cuento que acá en el pueblito donde yo vivo los “puntos rojos” fueron asediados por bandas pagadas por el alcalde del municipio que se llama Luis Zambrano y es abiertamente opositor a este Gobierno.

En este punto quisiera preguntarte también: ¿las agresiones en contra del “Potro” Álvarez cuentan para ti como irregularidades e injusticias dentro del proceso? Es por una duda que tengo, nomás.

¿Ojo por ojo y diente por diente? ¡Vaya usted a saber! En todo caso, no estoy de acuerdo con el hostigamiento ni la intimidación a los ciudadanos venga de donde venga.

5. “Quisiera saber si viste las fotos de los votos asistidos”.

Con respecto al material fotográfico que te refieres, el de los votos asistidos, en el mejor de los casos me parece altamente cuestionable. Las fotografías pueden ser manipuladas y mal utilizadas dependiendo de los fines o del momento en que sean expuestas ante los ojos del público. Por ejemplo, fíjate que corrieron el rumor de que el material electoral, las cajas que contenían los comprobantes de los votos, las actas, etc. estaban siendo quemados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana prendiendo alarmas entre la población. Pero luego se descubrió que eran unas fotos pertenecientes a una serie que está montada en la página oficial del CNE las cuales corresponden al año 2010.

Aquí la galería de fotos que anduvo circulando por las redes sociales:

http://www.cne.gob.ve/web/sala_prensa/fotos_detalladas.php?g=31

El voto asistido. Si no lo sabes, el voto asistido se efectúa a petición del elector que va a sufragar, no es una imposición que puede aplicársele a nadie así como así. ¿Has visto a un@ viejit@ soltando bastonazos o armando un escándalo cuando han tratado de robarlo, agredirlo o simplemente coleársele en la cola de un Banco para cobrar su pensión? ¡Lástima! Ahora con las tarjetas de débito para que cobren su pensión homologada con el salario mínimo creo que nunca lo sabrás. Pero si no me crees, averígualo y pregunta por ahí.

6. “Quisiera saber qué piensas de todo el dinero que se va para otros países y aquí la gente la está pasando mal”.

Con respecto al dinero que supuestamente se “regala” a otros países debes saber que solo un politicastro miserable perverso e irresponsable como Julio Borges puede afirmar algo como eso. Nuestro petróleo (petróleo = dinero) sí es enviado a otros países pero, quizás por desconocimiento o por el constante bombardeo de matrices de opinión también, no sabes cómo funcionan los intercambios comerciales que tiene Venezuela con otros países a los que NO se les regala el petróleo, sino que se les vende a montos preferenciales y con facilidades de pago (países de Petrocaribe), por intercambio de tecnología (China, Bielorrusia, Rusia), mano de obra calificada o profesionales de la medicina y el deporte (China otra vez, Cuba), y hasta por alimentos (Nicaragua, República Dominicana, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina).

¿Que aún hay pobres y gente pasándola mal como tú dices? ¡No lo pongo en duda tampoco! Pero las cifras de la ONU y la FAO que avalan la reducción de la pobreza, el analfabetismo, la desnutrición infantil y otros tantos males que ha heredado nuestra sociedad desde hace siglos me permiten afirmar que frente a esos problemas, por lo menos, vamos en la dirección correcta.

http://globovision.com/articulo/asamblea-nacional-y-unesco-declararon-a-venezuela-libre-de-analfabetismo

http://www.noticias365.com.ve/temas/al-dia/fao-reconoce-logros-de-venezuela-en-reduccion-de-hambre/

¡Ah! Y aquí otro dato con el que me topé navegando por internet: Somos el tercer país de Latinoamérica con más población obesa. ¿Qué tal?

http://noticiaaldia.com/2012/11/venezuela-es-la-tercera-nacion-con-mas-obesos-de-latinoamerica/

7. “Quisiera saber qué está ofreciendo Maduro que haga que te guste y sientas que es lo mejor para Venezuela”.

Ya lo dije más arriba pero voy a ser más específico en esta parte. Disculpa que copie y pegue, pero es que debo comunicártelo tal cual: El “Plan de la Patria 2013 – 2019”.

Grandes Objetivos Históricos, objetivos nacionales, estratégicos y generales:

1.Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional.

2.Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la “mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad”, para nuestro pueblo.

3.Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América.

4.Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria

5.Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Esos son apenas los 5 puntos principales desde los cuales partió la oferta electoral de Nicolás Maduro durante la recién terminada campaña presidencial 2013. Fue un proyecto concebido por Hugo Chávez junto a su equipo de trabajo (en el que estuvo incluido Maduro) y es la oferta electoral por la que yo voté el pasado 14 de abril. Siento que es lo mejor para Venezuela porque en sus líneas se recogen una serie de ideas, propuestas económicas, ecológicas, sociales y políticas que a mi parecer son humanistas, incluyentes y tienen fines muy nobles como lograr una sociedad más justa y un mundo pluripolar.

Aquí el enlace con todo el contenido: http://blog.chavez.org.ve/Programa-Patria-2013-2019.pdf

8.”Yo no es que quiera a toda la oposición. (Julio Borges no es digno de mi respeto, y se lo he dicho tanto en persona como en las redes sociales) pero escucho a Capriles y lo que está diciendo me gusta. El habla para ambos lados, habla de unión, habla de paz que tú mismo estás pidiendo, habla de respeto, habla de educación, de trabajo… ¿por qué no le crees? ¿por qué quieres a Maduro como Presiente de tu país, de tu futuro si no ha demostrado nada y ese cargo es grande?

¡De acuerdísimo con respecto a Julio Borges! Me alegra saber que coincidimos en eso :^D#

Mi problema con la credibilidad de Henrique Capriles es que uno debe predicar más con los hechos que con las palabras, y hablando francamente, está históricamente demostrado que los hechos desmienten la “prédica” de Capriles. Los enlaces que te dejé más arriba ilustran mejor este punto. Aquí me repites ¿por qué quiero a Maduro como Presidente de mi país, de mi futuro si no ha demostrado nada y ese cargo es grande? Mmmm… ¿No habrás querido decir que ese cargo “le queda grande”? Recuerda que Caldera, Luis Herrera y Lusinchi eran todos profesionales universitarios. Tú misma dijiste que los 40 años de la IV República fueron una mierda. Eso contesta muchas preguntas con respecto a la calidad de sus gobiernos y lo que sembraron o arrasaron en este país a pesar de ser médicos y abogados, ¿no te parece? Bueno… Prosigo.

Yo creo que lo que le falta a Nicolás de formación académica le sobra de agallas y formación ideológica. ¿O es que haber pasado de chofer de MetroBús a Presidente de la Asamblea Nacional, Canciller, Vice Presidente y ahora Presidente de la República, visto así por encimita no tiene mérito alguno? A estas alturas debo confesarte que mi voto fue también un voto de confianza hacia el criterio del Comandante antes de morir. Así como confié en Hugo Chávez durante sus 14 años en el poder, confié el pasado domingo 14 de abril para darle mi voto de confianza a su discípulo-candidato Nicolás Maduro.

Pero vamos un poco más allá del sentimentalismo y mi admiración por Hugo Chávez y hablemos unos momentos acerca del “legado”, la gestión y el trabajo de Henrique Capriles Radonski, nada más como gobernador de Miranda. ¿Qué ha hecho Henrique en su estado? ¿Cuántas obras de envergadura ha ejecutado? ¿Ha mejorado la calidad de vida de los mirandinos? ¿Qué ha hecho con la policía regional para combatir la inseguridad? ¿Ha coordinado planes de seguridad con el Gobierno Bolivariano? ¿Qué opinión tienen los habitantes del estado acerca de su gobernador? OJO: Miranda no solo es Baruta, Chacao, Sucre y los Altos Mirandinos. Pregúntale a la gente de los Valles del Tuy, Higuerote, Carenero, Río Chico, Machurucuto, los barrios de Caucagüita. Échate un paseíto por alguna de esas costas, mira a tu alrededor y dime ¿qué aportes ha hecho a la región Henrique Capriles como gobernador? Ojalá y algún día me sorprendas con lo que averigües…

Aquí puedes escuchar en breves minutos algunas de las credenciales y logros que se le atribuyen a Maduro durante la presidencia de Hugo Chávez en palabras de Lula Da Silva:

9.”Ya CH no está, ya tu Presidente se fue… estás defendiendo ciegamente a Maduro porque Chávez lo dijo o en verdad lo escuchas y te gusta, si es así ¿qué te gusta?”

Sí, físicamente Hugo Chávez ya no se encuentra entre nosotros.”Nadie nos lo va a devolver” como dijo sin poder disimular una sonrisa cínica Henrique Capriles en rueda de prensa. Pero aunque las consignas te resulten cacofónicas, absurdas o chocantes, debo decir que Hugo Chávez, en efecto, se multiplicó después de su muerte y por eso hay tantos como yo dispuestos a defender su legado. De allí que repitamos hasta la saciedad aquello de que “Chávez Vive, La Lucha Sigue”.

¿Defender ciegamente a Maduro? No. Ni por un instante. La verdad es que Maduro ha tenido hasta el momento de yo escribirte estas líneas, apenas 4 mesesy 9 días para construir y demostrar su capacidad de liderazgo. Ese es uno de los retos más grandes y uno de los obstáculos más difíciles de sortear que tiene ese pana: demostrar que está a la altura de la responsabilidad que ha sido puesta en sus manos y que tiene don de mando para liderar los destinos del país durante (por lo menos) los próximos 6 años.

¿Qué me gusta de él? Para empezar que no tiene el perfil de Henrique Capriles. Es un obrero, un caraqueño del sector el Valle que creció y salió del barrio sin dejarse atrapar por los vicios ni las miserias humanas con las que, al igual que muchos venezolanos de las clases sociales más bajas, tuvo que convivir de cerca durante su infancia y su adolescencia. Es, al igual que lo fue Hugo Chávez, un hombre del pueblo. Sus orígenes humildes le han permitido estar en sintonía con las necesidades del venezolano promedio que, como dice La Cotorra Criolla de mi papá, “tiene que levantarse de madrugada y meterse en esa cola requetecondenada viendo a toda la gente enfurruñada con sueño todavía y mal desayunada…”

En fin, es un chofer de autobús Presidente de la República, así como Luiz Inácio Lula Da Silva fue un obrero metalúrgico Presidente del Brasil por dos períodos consecutivos. Confieso también que yo soy un “pata en el suelo” más y quizás por eso me siento identificado con él.

10. “Sé que muchos hablan de 40 años de mal gobierno, y realmente hasta puedo estar de acuerdo. Pero ya han pasado 54 años de mal gobierno. Ya no podemos seguir culpando a 40 años de mierda cuando hay otros 14 que a mi parecer dejan mucho que desear. Como dijo Gledys Ibarra “Maduro no es Chávez y Capriles no es ni CAP, ni Caldera…”

De la IV República y otros demonios:

La llamada “IV República” se autodestruyó, se carcomió, se devoró a sí misma con sus vicios, sus desaparecidos, sus devaluaciones, sus corridas bancarias, su chino de RECADI, sus barraganas, su Viernes Negro, su 27 de febrero y una larga lista de grotescos abusos cometidos desde el poder que tuvieron como punto de inflexión el 4 de febrero de 1992 y le sirvieron como bandera política e ideológica a Hugo Chávez para adversarla y darle la estocada final en las elecciones presidenciales de 1998.

No es que “muchos hablan de 40 años de mal gobierno”, es que realmente FUERON 40 años de PÉSIMOS GOBIERNOS donde una y otra vez se le dio la espalda al pueblo que nada más era tomado en cuenta cada 5 años cuando se le llevaba bolsitas de comida a la pata del cerro para que votaran por el candidato de turno. Ese mismo pueblo fue reprimido, asesinado e ignorado hasta que ese campesino de Sabaneta de Barinas apareció en la escena nacional para darle voz, voto, visibilizarlo, dignificarlo y hacerlo protagonista de su propia realidad.

¿14 años de gobierno que dejan mucho que desear? Mmmm… Yo te pregunto en este punto: ¿si fueron tan malos por qué Capriles NI DE VAINA se atrevió a tocar las Misiones creadas durante estos 14 años? ¿Por qué se disfrazó de bolivariano y le puso a su Comando de campaña primero “Venezuela” y después “Simón Bolívar”? ¿Por qué dejó de hablar de “sociedad civil” y desde hace tiempo tuvo que comenzar a hablar de “pueblo”, quitarse el paltó, la corbata, e intentar (por lo menos) ponerse de tú a tú con el venezolano común tal y como lo hizo en el pasado Hugo Chávez?

¿Por qué estamos en Mercosur? ¿Por qué existe la CELAC? ¿Por qué hay dos satélites venezolanos en órbita y ahora tenemos una Agencia Espacial Venezolana? ¿Por qué a los niños se les entrega en forma gratuita una laptop “Canaima” con software creado por desarrolladores venezolanos para que puedan estudiar y acceder a internet? ¿Por qué ahora se fabrican teléfonos celulares en la fábrica Vetelca aquí en Venezuela? o ¿Por qué ahora hay más líneas del Metro de Caracas, un ferrocarril hacia los Valles del Tuy y miles de familias que ya no viven en ranchos sino en los apartamentos y las casas construidas por la Gran Misión Vivienda Venezuela?

Estimada amiga, los 14 años de Hugo Chávez en Miraflores no fueron perfectos. Por supuesto que tuvieron sus deficiencias y aún nos queda mucho por hacer, pero creo que hasta ahora, aunque muchos se nieguen a reconocerlo, sí es bastante lo que se ha hecho.

Parafraseando a la inefable Gledys Ibarra: “Capriles no es CAP ni Caldera”. No, pero viene de la misma escuela que el Dr Caldera e incluso hizo su debut en la política como diputado del hoy venido a menos partido COPEI. Y ni hablar de su paso por la organización “Tradición, Familia y Propiedad”. De esa tela hay mucho que cortar pero no será en este momento.

Y también, “Maduro no es Chávez”. POR SUPUESTO QUE NO LO ES. Pero viene de su misma escuela, se formó y creció como político bajo la guía y protección de Hugo Chávez y además fue el candidato escogido por el propio comandante entre sus discípulos para sucederlo en la presidencia de la república después de su muerte, con la misión de continuar con las políticas y proyectos de los cuales en esta larga respuesta (como lo ameritaban tus preguntas, fueron muchas, no podía ser de otra manera) he hablado una y otra vez.

Leí, analicé, desglosé y pensé bien todas y cada una de mis respuestas tal como lo pediste, estimada amiga. Espero haber aclarado todas las dudas que me planteaste o que por lo menos entiendas mi posición. Al igual que tú, y como dije al principio, no pretendo tampoco crear un conflicto contigo.

¡Un gran abrazo de mi parte para ti!

Atte; Fabricio Conde

PD: Quizás no te gusten ni estés de acuerdo con ninguna de mis respuestas, pero eso no las hace menos válidas ni menos ciertas.

¡VIVA VENEZUELA!

¡VIVA EL LEGADO DE HUGO CHÁVEZ!

Nosotros somos los pobres, todos los pobres con Chávez

El “Plan de Acción Rápida” de la derecha no está pendiente, sino que ya empezó.

Alberto Aranguibel analiza en el programa “Con Todos Los Hierros“, transmitido el 21 de Septiembre de 2012 por Radio Nacional de Venezuela, Canal Informativo, 630 AM, con la moderación de Carlos Lazo y Santiago Lazo, el Plan de Acción Rápida previsto por el comando de campaña de Henrique Capriles de cara al 7 de octubre, el cual afirma que ya estaría en curso en virtud del convencimiento de ese sector de no tener ninguna posibilidad en las elecciones presidenciales.

Oiga aquí la entrevista: [audio http://ia601207.us.archive.org/19/items/AranguibelEnconTodosLosHierrosEl210912/Rnv210912.mp3]

Información oficial

Es evidente que la periodista colombiana que intentó acorralar al presidente Chávez con su insolente y destemplado interrogatorio sobre las causas del desastre de Amuay, no asistió a la clase donde le tocaba estudiar (como sucede hoy en todas las escuelas de periodismo del mundo) el caso Watergate, con el cual dos reporteros del diario Washington Post pasaron a la historia.

Contrario a lo que suponen algunos que sólo vieron la película y no estudiaron con seriedad aquel trascendente caso en el que el periodismo norteamericano se presentó ante el mundo como un gran baluarte de la democracia (cuando en realidad lo que sucedió ahí fue que se constató la putrefacción de la política gringa), los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein demoraron meses en poder publicar las informaciones que un alto funcionario les aportaba de manera subrepticia bajo el sugestivo pseudónimo de “Garganta profunda”, no porque no las tuvieran en su poder desde un primer momento, sino porque no poseían las pruebas fehacientes de lo que esas informaciones sostenían.

Solamente podían publicarlas a medida que iban obteniendo esas pruebas. De no hacerlo así, los problemas legales hubieran sido infinitos, tanto para ellos como para el medio.

Los reporteros de la fuente política que ese día se encontraban en Amuay saben que Chávez no es acorralable con capciosos juegos de palabras. Por eso quien toma la iniciativa de llevar adelante el truco manipulador que los medios necesitaban en ese momento fue la inexperta recién llegada. Usando la lógica del corresponsal de guerra, se dispuso a avanzar con su mayor astucia sobre su enemigo sin considerar principio ético alguno sino su necesidad de triunfo.

El desprecio de los medios de la derecha a la información oficial no es en lo absoluto producto de un supuesto afán por la verdad. Es consecuencia del ancestral empeño del gran capital por acabar con el Estado. Pese a ello, la información oficial es y seguirá siendo en el buen periodismo la información calificada, porque lo que interesa al público es la veracidad y no el logro de un periodista o de un sector político o empresarial en particular.

Si el periodismo de hoy no comprende esto, se estará quedando por fuera de la realidad de un mundo cada vez más consciente.

Lo que Ud. no vio en Globovisión

 

La historia de la televisión está marcada por la feroz guerra que desde sus orígenes se ha librado entre las empresas televisivas por la captación de la audiencia, porque su negocio se centra en lo importante que es para los anunciantes invertir su dinero solamente en aquel canal que le garantice el alcance a la mayor cantidad de espectadores. Llegar al espectador es convencerlo, dicen.

En Venezuela tenemos el único caso en el mundo donde la programación de un canal es retransmitida casi íntegramente por otro, en el obvio convencimiento que tienen quienes le dirigen de que así le estarían haciendo daño a ese competidor que retransmiten día y noche o, en el mejor de los casos, a quienes en ese canal competidor aparecen declarando.

El afán de la excesiva repetición por VTV (y por todos los medios del SNMP) de la programación de los canales de la derecha bajo el argumento del necesario “desmontaje” que se debe hacer con la farsa politiquera que hoy adelanta la oposición de cara a las elecciones presidenciales, cuando alcanza los niveles delirantes a los que se está llegando es definitivamente contraproducente.

Asumir que la gente reacciona contra el discurso opositor simplemente mediante su reposición de manera persistente, sin considerar la eventual falla en nuestro desmontaje o la relativa o real capacidad de convencimiento que ese discurso pueda tener entre la población (sobre todo entre aquella que admira y aplaude ese discurso precisamente por su contenido antichavista y contra revolucionario), es un verdadero dispararte político que expresa, además, una chocante arrogancia. Multiplicar hasta lo infinito la frecuencia de las ideas opositoras en la mente de la gente, así como genera repudio genera también hábito y lealtad hacia ellas. Exactamente el mismo efecto que curar una gripe con una metralleta.

Es evidente que el grueso de la campaña de Capriles no lo están haciendo ni su comando de campaña ni los canales golpistas de la derecha, sino los medios del Estado que ponen en pantalla lo que Ud. no vio en Globovisión.

La obligación, para formar verdadera conciencia revolucionaria entre el pueblo y consolidar el triunfo, es argumentar con claridad y contundencia. No nada más repetir y mofarse de lo que dice el otro.