J.M. Rodríguez: LA CELEBRACIÓN (una digresión)

Por: José Manuel Rodríguez

Lo más terrible de la guerra es que en ella la muerte se celebra. Me sobrecogió el video de un cruel disparo que mataba a un palestino armado con una piedra. Una exclamación de júbilo salió de los soldados israelíes. Celebraban el tiro certero. No los moderó la inutilidad de la piedra a tan larga distancia. Era un enemigo. Gritos así se han escuchado siempre del lado de cada trinchera. Quiero creer que no es por placer de matar, presumo que festejan la posible derrota de sus contrarios y su pronto regreso a casa.

A diario vemos documentales y fotos sobre estos horrores bélicos. De tanto ser pasivos espectadores de tales dramas, terminamos sustituyendo el horror explícito, por el logro técnico. Y hay premios para quien congela las llamas o el grito de dolor. Congelada así quedó aquella niña vietnamita que corría desnuda abrazada por el napalm. Su cuerpo quemado, sus ojos asombrados, su boca preguntando por qué. También recuerdo otra imagen merecedora de un premio similar: un niño muy pequeño, sudanés, igualmente desnudo yace, aún vivo, entre escombros y basura. A pocos metros detrás de él, un buitre expectante. Un año después el fotógrafo premiado se suicidó. Dejó una nota: Estoy atormentado por los recuerdos vívidos, por los asesinatos y los cadáveres, la ira y el dolor… del morir de hambre o los niños heridos, de los locos del gatillo fácil, a menudo de la policía, de los asesinos verdugos… 

Fue diferente con los periodistas de la Agencia France Press en Caracas. Celebraron con fanatismo futbolístico su galardón. En este caso, por la foto donde un participante de las guarimbas venezolanas del 2017 es envuelto por las llamas de su imprudencia. La reseña de este premio en un periódico catalán dice: se cumple con la famosa frase de Robert Capa: “Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es porque no te has acercado lo suficiente”.

Un horror por donde se lo vea
“El manifestante venezolano en llamas” Tomada por Ronaldo Schemidt. https://www.worldpressphoto.org/collection/photo/2018

Celebracioìn WorldPressPhoto.jpg

Tal vez sea así, no soy experto en ese arte. Me interesan más los hechos sociales que los valores de su registro documental, pero lo entiendo. Sin embargo, aún tengo impresa en mis retinas aquella otra imagen, captada por un aficionado anónimo, y celosamente ocultada por los medios, entre ellos la propia AFP. Era un joven negro desnudo que corría convertido en antorcha. Va seguido por manifestantes que celebran enardecidos el linchamiento y lo golpean. Altamira se convirtió en Charlottesville. Y escuché luego a una líder opositora, también supremacista, hablar de la inevitabilidad de la muerte. Es justo separar a los ciudadanos de las perversiones de sus líderes, porque aceptar eso como inevitable, los une a los linchadores.

jmrodriguez J.M. Rodríguez

 

Buen Abad: Estética de lo macabro… un horror por donde se lo vea

Un horror por donde se lo vea
“El manifestante venezolano en llamas” (entre las imágenes nominadas al premio World Press Photo) Tomada por Ronaldo Schemidt. https://www.worldpressphoto.org/collection/photo/2018

 

Por: Fernando Buen Abad

¿Alguien cree que esta persona fue incendiada por la “dictadura de Maduro”? Así como la ven, la persona incendiada es José Víctor Salazar, tenía 28 años. Ocurrió el 3 de mayo 2017 en las condiciones que el propio fotógrafo Ronaldo Schemidt de France Press relata[1] y que el gobierno venezolano explicó con detalle[2]. Un horror por donde se lo vea[3]. Tan horrible como la manipulación mediática que conlleva la exhibición de un “resultado” sin explicar sus causas. A este hombre lo quemó la derecha pagada por USA. ¿Increíble?

Hacer del horror un “espectáculo”, con premios y aplausos, es otra de las perversiones inicuas de la ideología dominante. Todo sirve al regodeo de lo macabro convertido en didáctica disciplinadora. Se borran los márgenes de la obscenidad, el dolor es un condimento del relato burgués y se barniza con espectacularidad los más ofensivos ejemplos de la crueldad y la humillación. Levantarán sus copas de champaña.

Esta fotografía es signo de un crimen en proceso que no se reduce al incidente ígneo. Muchos meses y años de ofensiva imperial detrás de ese fuego, explican cómo se llegó a esto. Son las llamas del “golpismo” financiado por el imperio yanqui. Es el fuego de la maldad que quiere el petróleo venezolano y sus recursos naturales. La paradoja cruel es ser incendiado por un derivado del petróleo que quieren robarle al pueblo venezolano. Es la viva imagen de lo que el imperio sueña contra la humanidad que estorbe a los fines del saqueo y la explotación de la mano de obra. Es signo del capitalismo incinerando a la humanidad. La barbarie ardiente.

¿Representa a todos los incinerados por la derecha venezolana (y sus terroristas asalariados) ésta víctima?[4] ¿Es uno y todos al mismo tiempo? Si y no. Ni las razones ni el método de las protestas “guarimberas” tienen lógica democrática ni beneficio popular. Condensan todas las aberraciones de una iniciativa terrorista que ha supuesto todo el tiempo que la del golpe de estado es la única posible para hacerse con el poder. Pero todo les ha fallado siempre porque esa derecha jamás ha podido concebir un proyecto de país cuando lo único que les importa es un proyecto de negocios. Es el síndrome del empresario que sueña con el gobierno y cree que “hace un bien”. Sólo que estos recurrieron a paramilitares terroristas. La historia los ha desnudado ente el pueblo venezolano que respondió con victorias electorales contra la derecha, una tras otra.

Nada de eso se ve en la foto. Esos son los limites de un discurso gráfico preñado de ambigüedad mercantil y oportunismo “informativo”. Esa fotografía no hace honor a la historia de aquella tradición fotográfica que ha sabido ponerse al lado de la emancipación y humana y de su dignidad. Es una fotografía hija del azar y del lugar que consiguió el fotógrafo al lado de los terroristas, donde abundaban cámaras serviles a la calumnia y a una de las ofensivas mediáticas más descomunales que se conozcan.

El autor de esta fotografía debería renunciar a cualquier premio. Por su bien y por la profesión de los fotógrafos que no quieren convertir en héroes a terroristas (“manifestantes” les llama la prensa oligarca) financiados por USA. Debería rechazar ese premio que premia la nada misma, premia el accidente de la impericia y la irracionalidad de la violencia asalariada. Debería decirle no a un circo de premiaciones cuya base vender morbo fotográfico para “espantar al burgués”. Después de todo ese foto-periodista ha de entender bien qué papel juega el medio para el que trabaja en la tarea de incentivar injerencias y golpismos en todo el mundo. Debe saber que a eso se prestan, también, muchas de las premiaciones que no son más que máquinas de guerra ideológica.

Otra fotografía es posible y es necesaria. Contra el efectismo amarillista y el fetichismo mercantil de la imagen “oportunista”, hace falta la fotografía que “revele” las fuerzas en lucha contra el imperio del dinero y la subordinación de las personas. Hace falta una catarata de imágenes emancipadas y emancipadoras cuya fuerza radique en ser correa de trasmisión en el “motor de la historia”, que es la lucha de los pueblos por su libertad, por su dignidad y por su felicidad. Eso no aparece en la fotografía de Schemidt aunque debería porque, a pocos metros de donde la tomó, había un pueblo repudiando al terrorismo golpista que poco después votó por una Asamblea Nacional Constituyente que pacificó al país en unas horas. Mientras tanto, la “fotografía” de los 9 millones de votantes venezolanos el 30 de julio por la ANC y contra el terrorismo, nunca será premiada. ¿Cuál es el verdadero premio?

[1] http://www.abc.es/cultura/arte/abci-hombre-llamas-venezuela-increible-historia-ronaldo-schemidt-201802151039_noticia.html

[2] https://www.youtube.com/watch?v=1QvFJNKE_dI&feature=youtu.be

[3] http://www.el-nacional.com/noticias/protestas/manifestante-quedo-envuelto-llamas-luego-una-explosion-altamira_180399

[4] http://minci.gob.ve/wp-content/uploads/2017/06/Victimas-fatales-de-la-violencia-pol%C3%ADtica-en-Venezuela.pdf

FernandoBuenAbad.gif  Dr. Fernando Buen Abad Domínguez / Director del Instituto de Cultura y Comunicación / Universidad Nacional de Lanús

Oposición apocalíptica

– Una oposición que no logra atajar su propia desintegración, defenestra a su propio Secretario Ejecutivo, nombra a otro que no acierta con ninguna actividad de calle por él propuesta, clama al mundo que es mayoría luego de perder 4 elecciones en fila pero llama de nuevo a elecciones… Nadie entiende por qué tanto disparate y Roberto Hernández lo explica con proverbial claridad –

Por: Roberto Hernández Montoya

Golpe, abolición de la Constitución, destitución de cargos de elección popular, allanamientos, torturas y matanzas el 11, el 12 y el 13 de abril de 2002. Ocupación militar de Plaza Altamira durante meses. Paro empresarial, cierre de la principal industria de la nación, cuantiosas pérdidas para un país pobre. Guarimbas en 2004, convocatoria de un referendo revocatorio que resultó confirmatorio.

No pretendo un recuento exhaustivo porque son tantas catástrofes que muchas se me van a escabullir. Solo presento una muestra para delinear la clase de oposición que tenemos, que busca siempre la tragedia, el apocalipsis, el fin de mundo y luego lo niegan. Pero terminan siempre como el parto de los montes, luego de tanto aguaje acaban pariendo un ratoncito, según la fábula de Esopo. Si acaso. Son lo que popularmente se conoce como pura pérdida, porque nadie gana nada, salvo los que llenan sus bolsillos de dólares por la perversa pendejera gringa de tumbar gobiernos solo porque se puede, aunque no gana nada, como en el Medio Oriente y en Ucrania. No siembran ni una matica.

Causan inmensas pérdidas, como en las guarimbas de 2014. Mataron a 43 personas, degollaron, incendiaron, casi incineran a más de 80 inocentes de menos de cinco años en un preescolar.

Afortunadamente son de una ineptitud rayana en la locura. Así elige el Imperio su guardia, desde Bush hasta Capriles. Ignorantes y de una brutalidad épica, causan asombro con su empanada con carne por dentro y sus conspiraciones urdidas en Cuba hace 15 días. Si tuvieran un poquitín de habilidad quién sabe dónde estaríamos. Henry Ramos Allup es con mucho el único inteligente, menos mal que no hacen caso a ese talento sin probidad.

El presidente Nicolás Maduro presentó un vídeo en que un cabeza frita llamado José de Jesús Gámez habla de cómo hay que encrespar las colas, instigar saqueos, que metan un perdigonazo a una viejita, «escoñetar» y fingir que son pacíficos para engañar al mundo. Es un mentepollo más, como Saleh, como los hermanitos Alonso, como Orlando con sus avioncitos, lo que ya es malo, pero hay peor: la dirigencia opositora guarda un silencio atronador sobre Gámez, quien por cierto no está guardando silencio en prisión…

Son los virus apendejeados de las vacunas: inmunizan contra peligros reales.

Tras la capucha

fparra3

Por: Luis Britto García / foto: F.Parra

1

En un relato de Gabriel García Márquez figura una pensión que en lugar de excusados ofrece máscaras para que sus clientes hagan sus necesidades en plena calle. Esconde el rostro quien se averguenza de sus acciones ¿Qué esconde el terrorismo encapuchado en Venezuela?

2

Una conjura de los medios nacionales e  internacionales pretende presentar a los terroristas como estudiantes y pacíficos. Las cifras dicen otra cosa. A principios de mayo, la Fiscal Luisa Ortega Díaz revela que desde el 12 de febrero fueron  detenidas unas 800 personas, la mayoría de ellas sólo retenidas para evitar que continuaran con los actos violentos y liberadas a las pocas horas, de las cuales unas 174 quedaron en definitiva privadas de libertad mientras avanzaban las averiguaciones. De estos detenidos, apenas 12 eran estudiantes, menos del 7%. También a principios de mayo las autoridades allanan varios campamentos establecidos en la vía pública para mantener focos de perturbación permanentes, y detienen 243 personas.  No más de un 20% de ellas  eran estudiantes. El cuerpo de vigilantes de la Universidad Central de Venezuela detiene en el recinto a cinco violentos con armas. Sólo uno era estudiante, pero de otra universidad. La rectora hace despedir a los vigilantes por cumplir con su deber.

3

La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, revela el viernes 9 de mayo  que 49 de las 190 pruebas de toxicología que le fueron practicas a los  opositores detenidos en el desalojo de los campamentos dieron positivo en consumo de drogas. Cerca de una cuarta parte de los examinados estaba bajo el efecto de estupefacientes. No parece  comportamiento ejemplar de ciudadanos dedicados a la defensa de sus derechos políticos. ¿Quieren tomar el poder para imponer al resto de la población  sus modelos de conducta?

4

El ministro de Interior y Justicia declara que entre los detenidos figuran  58 extranjeros. De ellos 21 son comprobadamente paramilitares colombianos, otros tienen órdenes de captura en Interpol, otros son terroristas buscados en el Medio Oriente: algunos estaban en posesión de arsenales de armas y sustancias incendiarias, muchos tienen prontuarios de narcotráfico o terrorismo internacional. Es el método largamente probado en Nicaragua, Líbano, Libia, Siria, en tantos otros sitios: inundar de mercenarios extranjeros armados países pacíficos, para legitimar destructivas intervenciones externas ¿No hay  venezolanos para hacer oposición política? ¿De triunfar estos forasteros, ejercerán sus pacíficas profesiones desde el poder?

5

Basándonos en análisis de noticias de medios de comunicación, e informes de la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, Provea, Amnistía Internacional, Red de colectivos La Araña Feminista, del Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV, del diario web Aporrea, del informe escrito por el periodista  Luigino Bracci el 15 de abril de 2014 y de compendios realizados por el comunicador Modesto Emilio Guerrero, llegamos a un conteo todavía provisional de víctimas fatales entre el 12 de febrero y mediados de abril.

6

Tras la capucha, mienten los medios internacionales y nacionales, se ocultan seres pacíficos. La violencia que desencadenan desde el 12 de febrero arroja un saldo de 42 muertos. Éstos se pueden separar en las categorías siguientes: 1) 20 víctimas fatales bolivarianas, que comprenden: 9 militantes del PSUV y agrupaciones sociales afines, 10 miembros de  cuerpos de seguridad pública del Estado (GNB, PNB y el SEBIN) y 1 fiscal del Ministerio Público. 2) 15 ciudadanos cuya filiación política no se conoce, víctimas de diversos episodios de violencia 3) el resto de víctimas fatales se podrían adscribir a la oposición, de los cuales sólo 8 fallecieron por actos imputables a las autoridades, y 7 fueron víctimas de incidentes o peleas debidas a  sus cortes viales, o  de sus propios actos: uno murió al accionar un mortero improvisado, otro se electrocutó al reponer un obstáculo  para una barricada, un tercero cayó desde la azotea de su propia casa. No incluimos en este listado asesinatos horrendos cometidos contra bolivarianos o contra personas notables con presumible intención terrorista, pero en relación con los cuales no hay todavía pruebas definitivas.

7

Es significativa la desproporción. De las 42 víctimas fatales  unas 20, casi la mitad, pertenecen al  bolivarianismo, entre ellas 11 funcionarios que cumplían con su deber; y otras 15 no tienen filiación política conocida pero fallecen por causa de la violencia opositora. En la oposición  habría unas 15 víctimas fatales, cerca de la tercera parte del total, pero sólo 8 debidas en forma directa a actos de las autoridades, menos de la sexta parte de las fatalidades.  Todos estarían hoy vivos de no haber elegido la oposición el camino de derrocar por la violencia al gobierno legítimamente electo.

8

Ello desvirtúa la idea de que la violencia homicida pueda deberse a estudiantes, desarmados  y mucho menos pacíficos.  Parte considerable de las víctimas entre los bolivarianos perecieron por disparos en la cabeza, a veces realizados desde larga distancia. Una estudiante opositora falleció de un tiro en la nuca, obviamente asestado desde las propias filas de la manifestación con la que marchaba. Una artesana y una joven embarazada fueron abatidas con disparos de armas largas. No son tácticas de estudiantes, desarmados y menos pacíficos. Tampoco lo son el incendio y destrucción de cerca de un centenar de unidades de transporte colectivo, de varias centrales eléctricas, ni el incendio de  universidades, bibliotecas  y de dependencias públicas, una de ellas con 89 niños de un preescolar adentro. No, una primera mirada debajo de la capucha revela una delincuencia terrorista, profesional, en buena parte foránea y mercenaria.

9

La incidencia de muertes sigue como una sombra al dominio político derechista. Señala Emilio Guerrero que el 52% de las víctimas cayó en la Capital, que de 12 víctimas en ella, 9 perecieron en las urbanizaciones del Este donde los alcaldes opositores y sus policías protegen a los terroristas; que en Mérida murieron 4 y en San Cristóbal 6. Hay otras 3 víctimas en Aragua, en barrios controlados por Voluntad Popular y 2 en Maracaibo, cuya alcaldía es opositora. Es mentira que se trate de una insurrección nacional: sus víctimas caen en un escaso número de urbanizaciones capitalinas de   privilegiados  con autoridades y policías opositoras cómplices de los victimarios, y en los estados cercanos a la frontera, en donde han sido detenidos paramilitares y sicarios.

10

Ninguna proclama, ningún manifiesto, ningún plan de gobierno ha sido esgrimido como excusa para esta hecatombe, salvo la propuesta de que quien gana las elecciones no debe gobernar. Ocultamos nuestros propósitos cuando son más inconfesables que nuestros actos.  Una masiva campaña de destrozos y asesinatos no se mantiene durante más de tres meses sin complicidades ni financiamiento. Numerosos detenidos han confesado que recibían pagos de mil bolívares por día, y de tres mil si participaban con motocicletas ¿Levantamos un poco más la capucha terrorista? Tras ella atisban la CIA, la USAID y la NED, las mil y una ONGs creadas para distribuir sus fondos y los de los empresarios para pagar mercenarios, los partidos opositores que no han condenado el terrorismo, la Fundación Internacionalismo para la Democracia, de Alvaro Uribe Vélez, el Paquete Neoliberal que privatizará PDVSA y la educación, la salud y la seguridad social y traerá de regreso los niveles de pobreza de 70% del siglo pasado.  Te conozco, mascarita. No me trates de engañar.

La cultura de las guarimbas

jesus-es-mi-amigoPor: Alberto Aranguibel / Últimas Noticias 17 / 05 / 2014

Una amiga, educadora de profesión, colocaba esta semana en su muro de Facebook lo siguiente: “He sentido una particular tristeza esta mañana. La causa: mis estudiantes -venidos todos de sectores opositores- no sabían quién es Jacinto Convit”. Más adelante, otro muralista ponía: “¿Cuántos conocen la obra de Jacinto Convit y cuántos la de Chino & Nacho? La respuesta sabemos cuál es, lo que demuestra la degradación cultural de la sociedad”.

Los orientadores de la ética de la sociedad moderna suelen ser los mismos que promueven su enajenación.

Así nos encontramos con que quienes aterrorizan a la gente como nunca antes en nuestra historia contemporánea, desplazan en popularidad y casi de manera instantánea a los líderes naturales de su sector político.

Una desclasada y muy desvencijada actriz de relleno, que después de cuarenta años de haber abandonado el país con su iluso y fracasado proyecto de estrellato en Hollywood, se arropa las nalgas con la bandera nacional y con ello hace que la militancia opositora le dé la espalda ipso facto a su más impetuosa lideresa, a quien dejan en el olvido sin importar ya si es por fin o no diputada.

Otra compatriota narra crispada de horror el encuentro en el colegio de sus hijos para discutir la resolución 058. “Una ciudadana muy ‘decente’ y perfectamente arreglada afirmó que la educación de antes era la mejor, donde Cristóbal Colón era un “HÉROE” y que el 12 de octubre toda la vida se celebró el DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA, hasta que este gobierno se encargó de llamarlo (en tono de burla) DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA”.

Dice la amiga que cuando alguien la refutó señalando el genocidio que los conquistadores llevaron a cabo contra nuestros aborígenes, la mujer respondió airada y a fuerza de gritos “¡Por supuesto que nos hicieron un favor los conquistadores, de lo contrario seguiríamos siendo UNOS INDIOS IGNORANTES Y COCHINOS!”. Lo más aterrador, según comenta la compatriota, era la cantidad de padres y madres que avalaban en esa reunión su miserable discurso. Esa es la sociedad “decente” que luego no sabe de dónde salen los guarimberos. Y que, como quien se niega a reconocer a su hijo como drogadicto, acusa a los demás de echárselo a perder.

Algo así como el necio cuento de “los infiltrados”, con el que ahora pretenden esconder el terrorismo de sus niños lindos.

Aranguibel en Unión Radio. “Lo que hay en Venezuela no son protestas sino actos de terrorismo”

guarimbero

“No hay ningún atisbo de protesta estudiantil en la violencia que la derecha ha desatado en el país, sino acciones de desestabilización que han quedado en evidencia como un muy bien calculado plan golpista”, afirma Alberto Aranguibel en entrevista con Anahí Arizmendi este jueves en Actualidad Unión Radio.

El analista dijo que “Aquí se ve el fracaso, una vez más, de una oposición que no ha sabido nunca leer correctamente la realidad venezolana, que creyó esta vez que podía colocar como activo de guerra en apoyo a las guarimbas el porcentaje electoral que obtuvo en las elecciones presidenciales, sin entender que quien acude a una elección es un demócrata y no un terrorista. La derecha ha querido presentar estas acciones como expresión de malestar de un sector de la sociedad ante una supuesta crisis económica, lo que es completamente falso porque durante todo el gobierno del presidente Chávez (durante el cual jamás hubo esas distorsiones que aparecen hoy en día como producto de la guerra económica de los sectores privados contra la Revolución) la pretensión golpista por parte de esos sectores fue exactamente la misma.”

“En ninguna parte del mundo los actos terroristas son amparados por las Constituciones ni por las Leyes, que es lo que quiere hacer valer aquí la derecha golpista”, terminó diciendo Aranguibel.

Oiga aquí la entrevista completa:

[audio https://ia601402.us.archive.org/22/items/AranguibelConAnahArizmendiEl13DeMarzoDe2014/ActualidadAnah13Marzo2014.mp3]

Aranguibel en Unión Radio: “Las guarimbas fracasarán porque una protesta para defender a los ricos es absurda”

guarimbasGuarimba: ¿protesta o basurero?

Caracas 25 de febrero.-

El comunicador social y analista político Alberto Aranguibel afirmó este martes en entrevista con Eliana Millán por Actualidad Unión Radio, que las guarimbas son una modalidad de protesta destinada al fracaso porque su objetivo fundamental es generar enardecimiento de la población, pero sin resolver contra quién ni por qué debe expresarse ese enardecimiento. Por lo general –dijo- la gente ve como el causante de su malestar a quien le obstruye el paso y le limita su derecho al libre tránsito, por lo cual el efecto que se busca termina revirtiéndose contra los mismos protestantes.

“Esas acciones de desestabilización se irán acabando en la medida en que se les acaben los cachivaches y los corotos viejos que están quemando porque no son una propuesta política sino anarquista” comentó.

Sostiene así mismo el conductor del programa Sin Tapujos, que transmite los martes a las 11:00 pm Venezolana de Televisión, que una protesta como la que plantea la oposición venezolana, cuyo propósito en líneas generales es salir del gobierno tratando de sacar provecho del largo periodo no electoral que se inicia luego de las elecciones de Alcaldes y Concejales del pasado 8 de diciembre, no encontrará respaldo en la sociedad venezolana porque en el venezolano de hoy prevalece una cultura democrática muy profunda que hace que la gente vea como absurda una invitación a hacer elecciones de manera arbitraria hasta que la oposición gane y eso no es democrático.

Finalmente dijo que “una protesta como ésta es una operación suicida, al mejor estilo Bonzo o kamikaze, porque persigue poner a la gente a protestar a favor de los ricos y contra el gobierno que ha demostrado que sí trabaja por proteger al pueblo de los especuladores”.

Oiga aquí la entrevista completa:

Aranguibel en Canal I: “La oposición va a terminar una vez más haciendo güarimbas en vez de propuestas al país.”

Alberto Aranguibel sostiene en entrevista con Juan Fco del Corral, en el programa “I Algo +”, transmitido por el Canal I el 07 de enero de 2013, que la oposición no está articulando en modo alguno una propuesta de país, como ha sido su comportamiento recurrente desde hace más de 14 años de ejercicio antichavista, sino que muy probablemente “va a terminar haciendo güarimbas, porque es lo que sabe hacer a falta de discurso político de altura”. De la misma manera rebate la torcida lectura que hace de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el abogado Raúl Arrieta, refiriéndose al acto de juramentación presidencial contemplada en la misma para el 10 de enero.