Manzaneda: Hong Kong, donde la rana Pepe es demócrata y el Che Guevara anticomunista

Por: José Manzaneda

– Cubainformación –

Para la prensa occidental quienes se manifiestan en Hong Kong contra el gobierno chino son “activistas” (1). Quienes lo hicieron contra la reunión del G7, en Biarritz, “radicales” (2).

En Hong Kong hay “protestas” (3), en Biarritz hubo “altercados” (4) o “disturbios” (5). La violencia extrema (6) y las banderas de EEUU y Reino Unido exhibidas (7) en las manifestaciones de Hong Kong son elementos cuidadosamente apartados por la prensa. Que insiste en el control informativo del gobierno chino (8), mientras justifica –por ejemplo- el cierre de más de 200 cuentas en Youtube de quienes defienden a Pekín (9).

Es la prensa líquida que convierte en “el Che Guevara hongkonés” a un líder anticomunista (10), y a “la rana Pepe”, un icono de la extrema derecha en EEUU (11), en el nuevo símbolo prodemocracia (12). Pero la guerra comercial a gran escala de la Casa Blanca contra China, ¿verdad que no tiene nada que ver con todo esto (13)?

Cuando leemos algo sobre literatura cubana, automáticamente, aparece la supuesta “censura” (14). Pero que Donald Trump apruebe nuevas prohibiciones para evitar acuerdos entre editoriales de EEUU y Cuba ni es censura… ni es noticia (15).

Nils Melzer, Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, denunció que la BBC y Sky News decidieron no emitir una entrevista que le hicieron sobre el caso de Julian Assange (16). Y que ningún diario occidental ha querido publicar un artículo en el que denuncia la tortura a la que es sometido el periodista australiano (17) (18). Así es la “prensa plural e independiente” que tantas lecciones da… a Cuba.

El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU pidió a España la “libertad inmediata” de los presos políticos catalanes, por sufrir “prisión arbitraria” (19). Los grandes medios españoles, como una sola voz, rebajaban esta petición a una simple “opinión” de “un grupo de trabajo” de la ONU (20) (21) (22) (23) (24) (25). Pero cuando se trata de Venezuela, la cosa cambia: “Naciones Unidas confirma” –leemos- que allí sí hay “persecución” y “presos políticos” (26).

Por eso, diarios españoles como “El País” aplauden que el Gobierno de EEUU desvíe “fondos de ayuda a Centroamérica para apoyar a la oposición venezolana”. Y así –nos dice- invertir en “buena gobernanza y derechos humanos” para “restaurar la democracia en Venezuela” (27).

¿Qué diría la prensa corporativa si en Cuba arrestaran a 70 monjas y clérigos católicos (28)? Pero como ha ocurrido en Washington, no leemos nada (29). Fue durante una sentada, en el Capitolio, contra los campos de concentración para inmigrantes instalados por el Gobierno de Donald Trump.

Hace unos días fallecía Richard Driscoll, bombero de Nueva York que trabajó en el rescate durante el 11S (30). Con él ya son 200 los bomberos fallecidos por enfermedad, sumados a los 343 que murieron el día de los atentados. ¿Preparará una serie HBO o Netflix, como la de Chernobyl, para enseñarnos cómo los “liquidadores de las Torres Gemelas” fueron “engañados… por el capitalismo” (31)?

(1) https://www.elperiodico.com/es/internacional/20190812/hong-kong-cancela-vuelos-protestas-7590784

(2) https://www.elperiodico.com/es/internacional/20190823/gendarmes-policias-pguardia-civil-ertzaintza-peinan-frontera-irun-hendaya-busca-radicales-7604148

(3) https://cnnespanol.cnn.com/2019/08/26/cronologia-de-las-protestas-de-hong-kong-la-evolucion-de-un-movimiento/

(4) https://www.diariovasco.com/gipuzkoa/detenidas-personas-altercados-20190824111627-nt.html

(5) https://www.elimparcial.es/noticia/204230/mundo/68-detenidos-en-bayona-por-violentos-disturbios-contra-el-g7.html

(6) https://insurgente.org/hong-kong-que-esta-pasando-y-no-nos-cuentan/

(7) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=259770&titular=siga-el-rastro-del-dinero-que-est%E1-tras-las-protestas-de-hong-kong-

(8) https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49376240

(9) https://www.telecinco.es/informativos/internacional/google-cierra-210-cuentas-youtube-influir-percepcion-protestas-hong-kong_18_2807445110.html

(10) https://www.nytimes.com/es/2019/08/17/espanol/mundo/protestas-hong-kong-edward-leung.html

(11) https://www.elmundo.es/f5/comparte/2017/05/09/59118d6d468aeb7d028b4626.html

(12) https://magnet.xataka.com/un-mundo-fascinante/ser-icono-extrema-derecha-hong-kong-ha-convertido-a-rana-pepe-simbolo-democratico

(13) http://canarias-semanal.org/art/25828/hong-kong-imagen-y-realidad-de-una-movilizacion

(14) https://elpais.com/cultura/2019/03/25/actualidad/1553509305_967730.html

(15) http://www.cubadebate.cu/opinion/2019/07/27/caramba-si-estoy-en-la-lista-negra/#.XWYe2XvtYl0

(16) https://www.rt.com/news/460901-un-torture-bbc-sky-assange/

(17) https://digitalsevilla.com/2019/06/27/relator-especial-de-la-onu-sobre-tortura-denuncia-censura-de-los-principales-medios-occidentales-en-el-caso-assange/

(18) https://kaosenlared.net/desenmascarando-la-tortura-de-julian-assange/

(19) http://exteriors.gencat.cat/es/detalls/noticia/20190705_BoschGrupTreballONU2

(20) https://elpais.com/ccaa/2019/07/04/catalunya/1562261758_749288.html

(21) http://www.rtve.es/noticias/20190529/grupo-trabajo-onu-ve-arbitraria-prision-independentistas-catalanes/1948060.shtml

(22) https://www.elmundo.es/cataluna/2019/05/29/5cee90e1fc6c83215a8b459b.html

(23) https://www.elperiodico.com/es/politica/20190529/grupo-trabajo-detencion-arbitraria-onu-informe-presos-independentistas-junqueras-cuixart-sanchez-7478926

(24) https://www.cope.es/actualidad/espana/noticias/grupo-trabajo-onu-critica-prision-junqueras-sanchez-cuixart-20190529_425571

(25) https://www.elmundo.es/espana/2019/06/03/5cf41a98fdddfff3ad8b4633.html

(26) https://www.elmundo.es/internacional/2019/07/04/5d1e2ab921efa0345b8b4640.html

(27) https://elpais.com/internacional/2019/07/19/actualidad/1563555804_898800.html

(28) http://www.cubainformacion.tv/index.php/contratuit/77430-cuba-ifalta-de-libertad-religiosa-o-de-privilegios-de-la-iglesia

(29) https://www.democracynow.org/es/2019/7/19/titulares/70_catholics_arrested_in_capitol_hill_protest_of_trumps_immigration_policies

(30) https://www.lasexta.com/noticias/internacional/muere-uno-bomberos-que-trabajo-11s-son-200-fallecidos-secuelas-atentado_201907195d315a230cf2be64e259eb65.html

(31) https://www.abc.es/historia/abci-engano-comunismo-600000-liquidadores-para-murieran-urss-chernobil-201905310112_noticia.html

 

—————-
Fuente: Rebelión.org

Anuncios

¿Por qué fracasa la derecha cada vez que intenta refundarse?

  Por: Alberto Aranguibel B.

Entre las acciones más delirantes que la oposición ha puesto en marcha en su nueva fase de locura terrorista, está la de impedir cuando le venga en gana que la gente vaya a trabajar y que los niños asistan a sus escuelas.

En el trance de encontrarse sin clases por culpa de las “guarimbas”, la hija de mi amiga Karen, de apenas diez años de edad, se halló hace días junto a las pocas compañeritas que alcanzaron a llegar al colegio, en el medio de la modalidad de un nuevo juego que sus amiguitas organizaban para recrear desde su muy infantil perspectiva lo que en la vida real sus padres venían practicando en las últimas semanas… ¡La barricada!

Como la hija de Karen fue la única que se atrevió a preguntar cuál era el sentido de aquel absurdo juego, que consistía solamente en amontonar las cosas en un lugar para luego no hacer nada, de inmediato fue designada por aclamación del grupo como la que haría el papel de “chavista”. El resto haría de “héroes de la resistencia”.

Siguiendo meticulosamente el ejemplo que les inculcan sus padres, el objetivo de la nueva diversión no era otro que insultar y lanzarle corotos a la hija de Karen, e impedirle pasar por encima de la hilera de bultos apilados en forma de barricada. Los gritos de “¡libertad, libertad!” completaban la pavorosa escena lúdica que llevaban a cabo, con la complacencia y la bendición de las monjas y las maestras del colegio que vigilaban el “correcto desarrollo” de la actividad “recreativa”.

En su comprensión de la vida, la burguesía asume el universo como el espacio dispuesto para el pleno desempeño de las élites pudientes y la penuria impostergable y sin solución de los menesterosos.

Las leyes destinadas a regir la vida de los primeros son las del mercado. Ellas deben consagrar siempre las más amplias libertades para el ejercicio del capital, sin restricción alguna que no sea la que dicte el poder del dinero.

Los segundos, los parias de la tierra, deberán atenerse a la incierta eventualidad de la vida después de la vida que prometen por lo general las religiones, y que la cristiandad en particular entiende como el eje doctrinario de su fe, pensadas exactamente para apaciguar la ansiedad de bienestar que pudieran atreverse a desear quienes no posean los recursos para obtenerlo.

Bajo esa lógica, agredir a un pobre no es delito. Amenazar tan siquiera de palabra a un burgués adinerado sí lo es. Y mucho. Por eso el contrarrevolucionario acepta como natural la incineración de chavistas a manos de las hordas opositoras, pero pega el grito en el cielo si a alguno de ellos se les levanta la voz tan siquiera.

El recurso argumental de esa derecha genocida en contra de la Revolución Bolivariana para justificar el talante fascista de su arremetida violenta contra el chavismo, es que el Comandante Chávez, a quien acusaron siempre de culpable de los desmanes que ella comete, habría venido a dividir a la población venezolana con un discurso de odio que habría alimentado la confrontación entre clases sociales en el país.

Una acusación que no es nueva en el lenguaje de la derecha venezolana, porque ha sido la muletilla de los sectores poderosos contra todo aquel gobierno que no les resulte en un momento determinado conveniente a sus intereses particulares como sector hegemónico en la sociedad.

En 1948, por ejemplo, en la declaración del partido social cristiano Copei con motivo del derrocamiento del presidente Rómulo Gallegos, se decía textualmente lo siguiente: “Dentro de lo social, pese a circunstanciales protestas de defensa de la paz social, el régimen se caracterizó por una siembra constante de odios para dividir la familia venezolana. El origen comunista de los principales dirigentes del Partido, se reflejó en la continua propaganda de la división y del odio social. Una crisis profunda en el terreno de la producción se hizo sentir cada vez más, a pesar de los pomposos planes de fomento, en razón de la intranquilidad social, repercutiendo en la elevación del costo de la vida y concluyendo por hacer ilusorias las ventajas adquiridas por los trabajadores. La calumnia, el insulto, fueron el arma constante de los agentes oficiosos. La administración de justicia fue integrada con el espíritu de hacerla progresivamente un instrumento partidista. Mientras para la exportación se utilizaban frases hermosas sobre la estructura democrática del régimen, cada vez corría más en el interior del país la voz de que en Venezuela no se haría otra cosa de lo que voluntariamente quisiera Acción Democrática. Era frase corriente entre ellos, la de que sólo «a plomo» dejarían el mando.”

Si se considera que eso, exactamente igual a lo que se dice hoy desde la derecha contra el gobierno revolucionario, se dijo hace setenta años, se comprende la farsa detrás de la infamia.

La masacre cometida contra los sectores más pobres de la sociedad el 27 de febrero de 1989, tuvo como elemento distintivo el acribillamiento de barriadas enteras a fuego de fusil y ametralladora, que llevó a la muerte a más de tres mil venezolanos indefensos.

Quienes sobrevivieron a la brutal andanada fue porque se apertrecharon como medio pudieron bajo sus camas, único rincón de sus modestas casas de cartón donde no alcanzaba a llegar la lluvia de balas con la que eran rociados por la cruel fuerza armada de la cuarta república.

Al contrario de aquel genocidio, la guerra desatada hoy por la burguesía contra ese mismo pueblo, consiste en ir a buscar a la Guardia Nacional Bolivariana, dónde quiera que ella se encuentre, para arremeter en su contra con la mayor saña mediante el uso de armas y explosivos caseros de todo tipo, mientras sus efectivos resisten estoicos el feroz ataque, solamente medio protegidos por un modesto escudo plástico y ungidos de su valor como abnegados servidores públicos de la Nación.

Para la derecha (una vez como gobierno y otra como oposición) no existe diferencia alguna entre una y otra batalla, porque en ambos casos se ha tratado siempre de la perpetua guerra de los ricos contra los pobres, a quienes el capital ha querido someter bajo el poder del dinero desde los orígenes mismos de la sociedad, tal como lo enuncia Marx en el preámbulo del Manifiesto Comunista.

Una lucha desigual no solo por la desproporción entre las enormes capacidades del rico frente a las muy limitadas del pobre para librar esa eterna contienda, sino por la injusticia que comprende el ensañamiento del opresor, el burgués capitalista, contra la sed de igualdad social del oprimido, el pueblo.

La noción de justicia social no es pues un escenario factible en la lógica de la burguesía, sino un camino maleable que el poder del dinero procurará siempre adecuar a su antojo y conveniencia.

Es lo que intenta explicarle a uno de sus terroristas a sueldo el diputado fascista Juan Requesén, cuando le vocifera desencajado por la narcosis que lo perturba frente a las rejas de la Base Militar de La Carlota: “¡Hoy no es día de esto, compa!”, porque la burguesía que él representa es la que debe decidir el cronograma exacto de la acción incendiaria para la cual ese lumpen al que le grita ha sido contratado.

Se trata del guion que la derecha nacional e internacional ha fraguado para acabar mediante el odio hacia los demás con un modelo humanista que el Comandante Chávez emprendió en el país y que hoy continúa el presidente obrero Nicolás Maduro con el acompañamiento de ese pueblo que la burguesía se niega a aceptar como dueño de su propio destino.

Es el odio que expresa la médica que convoca a sus colegas a asesinar mediante inyección letal a los pacientes chavistas. O la otra, también doctora, que arrolla con su carro a tres guardias nacionales porque ya no soporta ni siquiera verlos frente a ella. O el intelectual que invita a reventarle el cerebro a los chavistas lanzándoles materos desde los edificios. O la histérica que grita a los cuatro vientos en La Lagunita que prefiere quemar la ropa que ya no le sirve antes que regalársela a los pobres, porque ellos son los culpables de que Chávez haya llegado al poder.

De ahí que el patético “juego” de la guarimbita infantil que hoy les inculcan y les aplauden a sus hijos no es de ninguna manera una novedosa fórmula de educación en los principios y valores de algún capitalismo de nuevo cuño, sino la brutal demostración del fracaso de una doctrina de la dominación que no es capaz de ofrecer sino la trágica y eterna regresión de la derecha al vetusto e inservible modelo de exclusión y de desprecio que ha profesado desde siempre contra los pobres.

La derecha no puede avanzar jamás si no es apelando a la violencia porque su propuesta no es más que un eterno retorno al odio.

Imagen

¡Abajo el régimen! (dietario)…

la foto

Aranguibel en Unión Radio: “Las guarimbas fracasarán porque una protesta para defender a los ricos es absurda”

guarimbasGuarimba: ¿protesta o basurero?

Caracas 25 de febrero.-

El comunicador social y analista político Alberto Aranguibel afirmó este martes en entrevista con Eliana Millán por Actualidad Unión Radio, que las guarimbas son una modalidad de protesta destinada al fracaso porque su objetivo fundamental es generar enardecimiento de la población, pero sin resolver contra quién ni por qué debe expresarse ese enardecimiento. Por lo general –dijo- la gente ve como el causante de su malestar a quien le obstruye el paso y le limita su derecho al libre tránsito, por lo cual el efecto que se busca termina revirtiéndose contra los mismos protestantes.

“Esas acciones de desestabilización se irán acabando en la medida en que se les acaben los cachivaches y los corotos viejos que están quemando porque no son una propuesta política sino anarquista” comentó.

Sostiene así mismo el conductor del programa Sin Tapujos, que transmite los martes a las 11:00 pm Venezolana de Televisión, que una protesta como la que plantea la oposición venezolana, cuyo propósito en líneas generales es salir del gobierno tratando de sacar provecho del largo periodo no electoral que se inicia luego de las elecciones de Alcaldes y Concejales del pasado 8 de diciembre, no encontrará respaldo en la sociedad venezolana porque en el venezolano de hoy prevalece una cultura democrática muy profunda que hace que la gente vea como absurda una invitación a hacer elecciones de manera arbitraria hasta que la oposición gane y eso no es democrático.

Finalmente dijo que “una protesta como ésta es una operación suicida, al mejor estilo Bonzo o kamikaze, porque persigue poner a la gente a protestar a favor de los ricos y contra el gobierno que ha demostrado que sí trabaja por proteger al pueblo de los especuladores”.

Oiga aquí la entrevista completa:

J. M. Rodríguez: Tomorrowland

boris-altamira

Por: José Manuel Rodríguez

Esa tierra del mañana queda en Bélgica, un país de gobiernitos regionales asociados a una monarquía federal cuyo curioso concepto de soberanía les lleva a tener sus fuerzas armadas al servicio de la OTAN.

Y no es su única curiosidad, su monarca llegó a tener toda la región del Congo como posesión privada. Es un lugar de fantasía convertido en Meca del globalizado sifrinismo juvenil.

Allí se realiza, todos los veranos, un gran festival de música electrónica. Centenares de miles de jóvenes blancos, de rubios cabellos y lentes Spy, se concentran en ese sitio sobre el que se ha realizado una fastuosa escenografía tipo Alicia en el país de las maravillas. Ellos llegan desde cualquier lugar del mundo, sea Nueva Zelandia, Rusia o Venezuela.

Desde aquí, tal aventura de una semana cuesta, si te llevas tu carpa, un mínimo de 2.800 dólares por persona. Los organizadores del festival tienen todo controlado, desde la gigantesca comercialización de cuanta estupidez se les pueda ocurrir, hasta las drogas de variada intensidad. Pero, eso si, con absoluto orden.

Para lograrlo tienen unas empresas de seguridad, expertas en coñacear a la gente que se exceda en su frenesí. Y para ayudar en esta tarea de aplacar ánimos desbocados, colocan un sinnúmero de carteles tranquilizantes con una corona real donde toman la vieja frase inglesa: keep calm and carry on, y la transforman en keep calm you are in Tomorrowland.

Pues vea usted, en estos días de furia escuálida, me topé en Internet con dos fotos de los que manifiestan contra el reeegimen en la plaza Altamira; en una de ellas se veía un grupo de catiritos con sus Spy, igualitos a los de Bélgica, con una pancarta que decía: I am venezuelan and I cannot keep calm. 

La otra foto era de un exhibicionista mundializado, llamado Boris Izaguirre, en un arrumaco con cinco encapuchados que saludaban a la cámara muy alegres. Ambas fotos nos hablan del nuevo estilo primaveral: el combat fashion. Sólo faltaba Justin Bieber mostrando nuestra bandera al revés con la inscripción PrayForVenezuela